Imprimir esta página
Domingo, 06 Junio 2021 11:58

La mayoría de los adultos estadounidenses apoyan la pena de muerte

Según un reciente informe.

El apoyo mayoritario a la pena de muerte aumenta gradualmente a medida que aumenta la edad de los encuestados. Los que más apoyan la pena de muerte son los adultos de 50 a 64 años con un 69% a favor.

 

(CNA/InfoCatólica) La mayoría de los adultos estadounidenses apoyan la administración de la pena capital, según un informe del Pew Research Center del 2 de junio.

 

El informe se refirió a una encuesta realizada en abril que se realizó en línea utilizando el Panel de Tendencias Estadounidenses del Centro, que concluyó que aproximadamente seis de cada diez adultos estadounidenses están a favor de la pena de muerte para las personas condenadas por asesinato.

 

El apoyo mayoritario a la pena de muerte aumenta gradualmente a medida que aumenta la edad de los encuestados. Los que más apoyan la pena de muerte son los adultos de 50 a 64 años con un 69% a favor.

 

El grupo de edad que menos apoya son los encuestados de 18 a 29 años con un 51% de aprobación. Los grupos de edad de 39 a 49 años y de 65 años o más mostraron que aproximadamente seis de cada diez favorecían el uso de la pena de muerte.

 

Doctrina de la Iglesia y opiniones de los tres últimos pontífices

 

Si bien la Iglesia enseña que la pena capital no es intrínsecamente mala, tanto el Papa Francisco como sus predecesores inmediatos han condenado la práctica en Occidente.

 

Con respecto a la ejecución de criminales, el Catecismo del Concilio de Trento enseñó que mediante su «ejercicio legal y juicioso» las autoridades civiles «castigan a los culpables y protegen a los inocentes».

 

San Juan Pablo II llamó a los cristianos a ser «incondicionalmente pro-vida» y dijo que «la dignidad de la vida humana nunca debe ser quitada, incluso en el caso de alguien que ha hecho un gran mal». También habló de su deseo de un consenso para poner fin a la pena de muerte, que calificó de «cruel e innecesaria».

 

Y Benedicto XVI exhortó a los líderes mundiales a hacer «todos los esfuerzos posibles para eliminar la pena de muerte» y dijo a los católicos que poner fin a la pena capital era una parte esencial de «conformar el derecho penal tanto a la dignidad humana de los presos como al mantenimiento efectivo del orden público».

 

En agosto de 2018, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó un nuevo borrador del párrafo del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena capital. Citando las palabras del Papa Francisco en un discurso del 11 de octubre de 2017, el nuevo párrafo diría que «la Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible porque es un ataque a la inviolabilidad y dignidad de la persona, y trabaja con determinación para su abolición en todo el mundo».

 

Las razones para cambiar la enseñanza, dice el borrador, incluyen la efectividad cada vez mayor de los sistemas de detención, la comprensión cada vez mayor de la dignidad invariable de la persona y dejar abierta la posibilidad de conversión.

 

El padreThomas Petri, O.P., teólogo moral de la Casa de Estudios Dominicana en Washington, D.C., dijo a CNA en ese momento que creía que este cambio «absolutiza aún más la conclusión pastoral hecha por Juan Pablo II. Nada en la nueva redacción del párrafo 2267 sugiere que la pena de muerte sea intrínsecamente mala. De hecho, nada podría sugerir eso porque contradice la firme enseñanza de la Iglesia».

 

 

Infocatolica.com