Martes, 08 Junio 2021 09:44

El gobierno de Escocia ayudará a los lugares de culto a instalar medidas de seguridad

Podrán acceder al fondo de seguridad contra delitos de odio.

El gobierno escocés ha creado un fondo para ayudar a los lugares de culto a establecer medidas de seguridad (cámaras, alarmas, etc) para hacer frente a los delitos de odio. Los católicos son los más afectados por ese tipo de delito.

 

(Crux/InfoCatólica) Las comunidades religiosas podrán acceder al Fondo de Seguridad contra los Delitos de Odio, dotado con 500.000 libras esterlinas (más de 700.000 dólares), para instalar circuitos cerrados de televisión, puertas de seguridad, alarmas, vallas, videointerfonos y una mejor iluminación.

 

«El Fondo de Seguridad contra los Delitos de Odio contribuirá a garantizar que las comunidades religiosas de Escocia más vulnerables a los delitos de odio reciban apoyo para celebrar su culto en condiciones de seguridad», declaró Shona Robinson, Secretaria de Justicia Social de Escocia.

 

«Escocia es una nación inclusiva y tolerante, pero nuestra sociedad no es inmune a la amenaza de los prejuicios y el odio. Los lugares de culto deben ser lugares de paz y santuario, y nuestras comunidades religiosas deben sentirse seguras cuando los visitan», dijo.

 

Los católicos son víctimas del 42% de los delitos de odio por motivos religiosos en Escocia, el mayor porcentaje de entre todos los grupos religiosos. Los musulmanes fueron los segundos más afectados, con un 26 por ciento. Los protestantes fueron víctimas en el 12% de los casos denunciados.

 

«Los líderes religiosos y sus congregaciones deberían poder asistir al culto sin miedo a la delincuencia o a la persecución», dijo Gary Ritchie, jefe adjunto de la policía de Escocia.

 

«La policía escocesa trabaja junto a nuestras comunidades religiosas para protegerlas de cualquier tipo de delito, y en particular de los delitos de odio», dijo.

 

«Los agentes se ponen en contacto periódicamente con los líderes comunitarios y religiosos y hacen un seguimiento de los problemas y las tensiones en toda Escocia. Investigamos a fondo todos los incidentes de delitos de odio. También somos conscientes de que los delitos de odio no se denuncian lo suficiente, y siempre animamos a cualquiera que sea testigo de un incidente, ya sea víctima o testigo, a que nos lo comunique y nos permita determinar si se ha cometido un delito», añadió Ritchie.

 

Se concederán subvenciones individuales de hasta 20.000 libras para un máximo de tres medidas de seguridad destinadas a mitigar el riesgo de los delitos de odio.

 

«Aunque el Fondo no es especialmente grande, el principio de ofrecer financiación para proteger los lugares de culto es bienvenido», dijo a Crux un portavoz de la Iglesia Católica en Escocia.

 

 

Infocatolica.com