Lunes, 14 Junio 2021 09:12

No es posible cerrar los ojos ante la explotación de los niños, advierte el Papa

Con ocasión del Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2021, el Papa Francisco pidió renovar juntos “el esfuerzo para eliminar esta esclavitud de nuestro tiempo”.

Después del rezo del Ángelus dominical ante numerosos fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa recordó el Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se celebró el 12 de junio.

 

“No es posible cerrar los ojos ante la explotación de los niños, privados del derecho a jugar, a estudiar y a soñar”, exclamó el Santo Padre.

 

En esta línea, el Papa destacó que según cifras recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “hoy en día hay más de 150 millones de niños explotados laboralmente” y añadió que se trata de “¡Una tragedia!”

 

“150 millones: más o menos como todos los habitantes de España, junto con Francia y junto con Italia”, agregó el Papa.

 

En este sentido, el Santo Padre lamentó que “esto está ocurriendo hoy. Muchos niños sufren esto: explotados por el trabajo infantil” y pidió “renovemos todos juntos el esfuerzo para eliminar esta esclavitud de nuestro tiempo”.

 

En 2020, el Santo Padre lamentó que el trabajo infantil es “un fenómeno que priva a niños y niñas de su infancia y pone en peligro su desarrollo integral”.

 

“Los niños son el futuro de la familia humana: ¡A todos nos concierne la tarea de favorecer su crecimiento, salud y serenidad!”, exhortó el Santo Padre quien dirigió entonces un llamado a todas las instituciones para hacer lo posible por proteger a los menores.

 

“En la actual situación de emergencia sanitaria, en varios países muchos niños y jóvenes se ven obligados a realizar trabajos inadecuados para su edad, a fin de ayudar a sus familias en condiciones de extrema pobreza. En no pocos casos se trata de formas de esclavitud y reclusión, que provocan sufrimiento físico y psicológico”, advirtió el Santo Padre quien concluyó: “¡Todos somos responsables de esto!”.

 

 

Aciprensa.com