Miércoles, 16 Junio 2021 07:25

Cien años de la poco conocida séptima aparición en Fátima

En 2017 celebramos el centenario de las apariciones de Fátima. El 15 de junio de 2021 se cumplen 100 años de la poco conocida, así llamada, séptima aparición de Nuestra Señora de Fátima. El P. Dr. Krzysztof Czapla, sacerdote y director del Secretariado de Fátima en Krzeptówki, en Zakopane, ha contado los detalles al portal polskifr.fr.

La séptima aparición de la Virgen en Fátima, aunque menos conocida que las seis anteriores, ya fue anunciada por María al principio de las apariciones. «Es algo que conocemos desde el principio de las apariciones. Estamos hablando de algo que fue anunciado por María, y no de hechos que descubrimos años después. María lo anunció en el primer encuentro», recordó el P. Dr. Krzysztof Czapla.

 

El 13 de octubre de 1917 tuvo lugar la última de las seis famosas apariciones de Fátima. El primero de los tres videntes de Fátima, Francisco Marto, murió en 1919, y Jacinta un año después, dejando sólo a su prima mayor Lucía dos Santos.

 

Lucía recordó que María le había encomendado la misión de proclamar el Mensaje de Fátima, y para ello tuvo que aprender a leer y escribir. Con la ayuda de su mentor espiritual, el padre Manuel Nunes Formigao, y de sus amigos ricos, a Lucía se le ofreció la oportunidad de ir a Lisboa y de estudiar allí. Sin embargo, el obispo local decretó lo contrario. No quería que Lucía fuera a Lisboa, a causa del revuelo que había en torno a ella y a las apariciones, que eran inconvenientes para las autoridades portuguesas, y que no harían más que crecer allí.

 

Era necesario mantener el asunto en secreto. El obispo ordenó a Lucía que fuera a un lugar donde nadie supiera de ellas. Como nos ha contado el P. Dr. Krzysztof Czapla, Lucía experimentó entonces una especie de crisis espiritual. Sospechaba que nunca volvería a su querida Fátima. Se quejó a la Virgen de que ya no era capaz de soportar este sacrificio. El P. Dr. Czapla cuenta que Lucía «mientras iba a los lugares relacionados con las apariciones, al cementerio donde estaba enterrado su padre, también vino a Cova da Iria, donde tuvieron lugar las apariciones.

 

Allí, en ese momento de crisis que estaba viviendo, María se acercó el 15 de junio de 1921, le puso la mano en el hombro y le dijo: ‘Vengo por séptima vez. Sigue el camino que te indique el obispo, porque es la voluntad de Dios’». En ese momento, la rebeldía interior de Lucía dio paso a la decisión: la muchacha quería cumplir a cabalidad la voluntad de Dios, como ya había aceptado hacer años atrás. Y eso es lo que hizo. ¿Sigue siendo relevante el Mensaje de Fátima? El P. Dr. Krzysztof Czapla no tiene ninguna duda de que sí.

 

«Fátima es una forma de salvar a los pecadores del infierno, de algo que es la mayor tragedia del hombre. Mientras haya un solo pecador en el mundo, Fátima seguirá siendo relevante. Tenemos el deber, en el espíritu del amor al prójimo, de salvarlo. La Virgen da un remedio concreto: la devoción a su Corazón Inmaculado», subrayó el director del Secretariado de Fátima.

 

«Puesto que hay pecadores, no debemos condenarlos, sino salvarlos», añadió el P. Dr. Czapla. En este contexto, la devoción de los cinco primeros sábados del mes, que María pidió que se practicara, es particularmente importante. También se invita a todo creyente a ofrecerse al Corazón Inmaculado de María (incluso siguiendo el ejemplo de San Luis María Grignion de Montfort) para que la obra de salvación de los pecadores dé mucho fruto.

 

Además, en el Corazón de María se puede encontrar protección contra las obras del mal, a las que son especialmente vulnerables los que se sacrifican para salvar a los pecadores. «Mi Corazón Inmaculado no os dejará nunca; estará siempre con vosotros, será vuestro refugio y el camino que os conducirá a Dios», dijo el P. Dr. Czapla, recordando las palabras de María dirigidas a Lucía y señalando que también se dirigen a cada uno de nosotros.

 

El director del Secretariado de Fátima señaló que María da promesas extraordinarias para el cumplimiento de sus peticiones: la consagración a su Corazón, la retribución de los pecados del mundo. Entonces, se producirá la conversión de Rusia, un tiempo de paz, y el triunfo de su Corazón Inmaculado. El cumplimiento de los deseos de María traerá la salvación no sólo a quienes los cumplan, sino también al mundo entero.

 

El Santuario de Krzeptówki en Zakopane (sur de Polonia) es un exvoto de gratitud por el milagro que salvó la vida del Santo Padre Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981. También es la sede del Secretariado de Fátima, que anima la devoción a Fátima, coordinó la Gran Novena de Fátima y ahora dirige la Cruzada de Una Intención (secretariatfatimski.pl).

 

 

Infocatolica.com