Imprimir esta página
Viernes, 18 Junio 2021 09:36

Los obispos de EE.UU ofrecen sumarse a la campaña de emails a senadores contra la Ley de Igualdad

 

Enlace a la campaña contra la Equality Act en la web de la USCCB

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB) ha puesto en marcha una petición en su página web a través de la cual se puede mostrar el rechazo a la controvertida Ley de Igualdad (Equality Act) mediante el envío de correos electrónicos a los senadores.

(InfoCatólica) Utilizando nombre, apellido y dirección de correo electrónico reales, quienes se unen a la protesta contra el Equality Act envían sus correos electrónicos a los senadores estadounidenses a través del programa de correo electrónico de la USCCB.

 

Los obispos estadounidenses sugieren un texto para ello, pero puede ser modificado libremente por parte de los usuarios.

 

En febrero de 2021 la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley en una decisión estrecha con 224 a 206 votos, pero es necesaria la aprobación del Senado para su puesta en marcha. 

 

La Ley de Igualdad pretende proteger a las personas que experimentan atracción por el mismo sexo o discordancia de género de una discriminación injusta. Aunque se trata de un propósito digno, la Ley de Igualdad no lo cumple. Y en lugar de respetar las diferencias de creencias sobre el matrimonio y la sexualidad, la Ley de Igualdad discrimina a las personas creyentes precisamente por esas creencias. En el proceso, la Ley de Igualdad codifica la nueva ideología de género en la ley federal, desestimando la diferencia sexual y presentando falsamente el «género» como sólo una construcción social.

 

La USCCB recuerda que la Ley de Igualdad

 

  • Se aleja de la Ley bipartidista de Restauración de la Libertad Religiosa, en un alejamiento explícito y sin precedentes de uno de los principios fundadores de Estados Unidos, vulnerando así la libertad religiosa y dificultando que las personas puedan vivir su fe
  • Obliga a los espacios y establecimientos de carácter religioso, como las salas de las iglesias, a acoger actos que violan sus creencias o a cerrar sus puertas a sus comunidades
  • Obliga a las mujeres a competir con hombres y niños en los deportes, y a compartir vestuarios y duchas con hombres y niños
  • Obliga a las organizaciones benéficas confesionales que sirven a todas las personas a violar sus creencias religiosas, y amenaza el bienestar de miles de beneficiarios de servicios benéficos, como albergues y agencias de acogida, al obligar a una multitud de ellos a cerrar
  • Pone en peligro las prohibiciones existentes sobre el uso de fondos federales de los contribuyentes para el aborto, probablemente presionando o incluso obligando a los proveedores de atención sanitaria a realizar abortos en violación de su conciencia y, en última instancia, acabando con más vidas humanas
  • Obstaculiza la atención sanitaria de calidad, al obligar a los profesionales de la salud, en contra de su mejor criterio médico, a apoyar tratamientos y procedimientos asociados a la «transición de género».

 

Los obispos estadounidenses recuerdan que «la Iglesia Católica es el mayor proveedor no gubernamental de servicios asistenciales humanos en los Estados Unidos, ayudando a millones de estadounidenses necesitados a través de sus parroquias, escuelas, hospitales, refugios, clínicas legales, bancos de alimentos y organizaciones benéficas. Nuestras creencias fundamentales sobre la dignidad de la persona humana y la sabiduría del diseño de Dios motivan tanto nuestras posiciones sobre el matrimonio, la vida y la sexualidad, como nuestra llamada a servir a los más necesitados y al bien común. Al atropellar la libertad religiosa, la Ley de Igualdad socava directamente la capacidad de la Iglesia para cumplir con esa llamada».

 

Este es el enlace que ofrece la web de la USCCB para pedir a los senadores que no aprueben la Equality Act:

 

https://www.votervoice.net/USCCB/Campaigns/80967/Respond

 

 

Infocatolica.com