Sábado, 19 Junio 2021 12:05

Solo uno de cada diez matrimonios españoles fue por la Iglesia en 2020

En el año de la pandemia, las uniones matrimoniales se hundieron en nuestro país, pero mucho más las bodas religiosas.

Casi a la mitad cayeron los matrimonios en España en el año más duro de la pandemia, el pasado, tocando su mínimo histórico contabilizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE): 90.416, una espectacular caída del 47%.

 

Pero el dato más extraordinario es el que afecta a los matrimonios religiosos: solo uno de cada diez bodas celebradas en España en 2020 se ofició sacramentalmente, hasta un total de solo 9.444. Lo que hasta hace no tanto era el ‘matrimonio por defecto’ en nuestro país, incluso entre contrayentes no particularmente creyentes, se ha convertido ya en un fenómeno casi marginal.

 

Solo hay que remontarse un año, a 2019, para encontrar una proporción doble, el 20%, dos de cada diez. Es una cifra que contrasta poderosamente con la serie, considerando que en 2019 hubo 34.615 enlaces católicos, 39.295 en 2018, 43.268 en 2017, 47.771 en 2016, 49.206 en 2015, 50.541 en 2014, 109.811 en 2007 y 152.067 en 2001.

 

El promedio de edad de los contrayentes -en ceremonias civiles o religiosas- también indica un fuerte alejamiento de los datos del pasado reciente, casándose cada vez más mayores (y, por tanto, con menos probabilidad de tener hijos, o de tener varios). En hombres, superó por primera vez los 40 años, con un promedio de 40,4 años. En mujeres, se situó en 37,4 años.

 

 

Infovaticana.com