Jueves, 24 Junio 2021 08:54

Secuestran a un sacerdote católico y a otras 4 personas en Malí

Hombres armados secuestran a Léon Douyon, párroco en la localidad rural de Ségué en la diócesis de Mopti, junto a otras 4 personas. El presbítero y miembro de la Conferencia Episcopal de Malí, Alexis Dembélé, confirmó que «el grupo fue capturado por hombres armados cuando se trasladaba de Ségué a San para asistir al funeral de un religioso».

Hombres armados secuestran al sacerdote católico Léon Douyon cuando iba junto a otras 4 personas al funeral de un religioso en el centro de Malí, el lunes 21 de junio.

 

El padre Douyon es párroco de la iglesia Nuestra Señora de Lourdes en la localidad rural de Ségué en la diócesis de Mopti. El presbítero fue raptado junto al alcalde y al vicealcalde de Ségué, Thimothé Somboro y Pascal Somboro, y también con Emmanuel Somboro y Boutié Tolofoudié, otros 2 miembros de la comunidad. El presbítero y miembro de la Conferencia Episcopal de Malí (CEM), Alexis Dembélé, confirmó que «el grupo fue capturado por hombres armados cuando se trasladaba de Ségué a San para asistir al funeral de un religioso».

 

«Puede ser que el sacerdote y los fieles que lo acompañaban hayan sido secuestrados, al menos en un primer momento, para servir de escudos humanos por un grupo armado perseguido por el ejército y que huía hacia la frontera con Burkina Faso», indicaron fuentes de la Iglesia en Malí a ‘Fides’.

 

«El grupo se dirigía de Ségué a San para participar en los funerales celebrados ayer, 22 de junio, del padre Oscar Thera, que había sido párroco durante 9 años en Ségué», explicaron.

 

«Esperamos que se hayan iniciado ya negociaciones para liberarlos», pidieron, tras el accionar de hombres armados que secuestran al sacerdote católico y otras 4 personas en Malí. Alertaron que el secuestro que quizás en un primer momento inició con la motivación de utilizar a los rehenes como escudos humanos podría evolucionar hacia un secuestro con fines de extorsión. No es la primera vez que la Iglesia en Malí se enfrenta al secuestro de sacerdotes y religiosos.

 

El padre Pierluigi Maccalli, misionero perteneciente a la Sociedad de Misiones Africanas, fue secuestrado en Níger en 2018 y liberado en Malí en octubre de 2020.

 

En 2017, fue raptada la hermana Gloria Cecilia Narváez, religiosa de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, en la diócesis católica de Sikasso, en el sur de Malí. Narváez aún se encuentra en manos de los secuestradores.

 

 

Cristohoy.enargentina.com.ar