Lunes, 28 Junio 2021 10:24

Defensor de la libertad religiosa alerta sobre el genocidio cristiano que ocurre en Nigeria

La última violencia ocurrió durante el fin de semana con 100 hombres armados que atacaron una escuela del gobierno y secuestraron a 70 estudiantes el 19 de junio. Innumerables sacerdotes y seminarios han sido asesinados o secuestrados durante el último año.

 (NCRegister/InfoCatólica) Como se escuchó un escalofriante testimonio en Capitol Hill este mes durante un panel de la Comisión de Estados Unidos sobre Libertad Religiosa Internacional sobre actos atroces perpetrados contra cristianos en Nigeria, parece haber un silencio ensordecedor sobre la persecución generalizada que está sufriendo el país de África Occidental. La última violencia ocurrió durante el fin de semana con 100 hombres armados que atacaron una escuela del gobierno y secuestraron a 70 estudiantes el 19 de junio.

 

Innumerables sacerdotes y seminarios han sido asesinados o secuestrados durante el último año. Desde 2015, más de 2.000 iglesias han sido destruidas y el país ha sido testigo de un éxodo masivo de 4 a 5 millones de cristianos que han huido del país devastado por la guerra civil.

 

Eric Patterson, vicepresidente del Instituto de Libertad Religiosa, habló con National Catholic Register y ofreció detalles apasionantes sobre cómo la situación se ha disparado hacia este estado catastrófico y por qué dice que los cristianos en el país se enfrentan a la expulsión a menos que se haga algo.

 

«Hay un grupo del Estado Islámico en el país que ha perpetrado ataques en todo el país, tanto contra otros musulmanes, musulmanes sunitas y musulmanes chiítas, y luego contra cristianos, literalmente tratando de exterminar los cristianos de esa zona.

 

La población está quedando dividida entre musulmanes y cristianos. Las disputas y los ataques dejan en medio del fuego a los agricultores, ganaderos, pastores y al pueblo obrero de esta región. Se ven afectadas las fuentes de agua y alimentos y muchos pierden sus hogares y fuentes de empleo en los campos.

 

Un informe reciente dice que más de 12.000 cristianos en Nigeria han muerto en ataques desde junio de 2015. Algunos consideran que Boko Haram es sinónimo de ISIS. Pero tienen un origen muy diferente.

 

Boko Haram realmente comenzó más como un movimiento localizado que como una campaña bien pensada. Su nombre significa, esencialmente, “no a la educación occidental”. Así que comenzó como un grupo revisionista que quería llevar la sociedad en la parte norte de Nigeria, donde habían instituido la sharia [ley islámica] junto con la ley civil hace más de una década. Y querían trasladarlo al siglo XII del islam y rechazar, esencialmente, todo lo occidental; los valores de la democracia occidental, la igualdad de hombres y mujeres, las influencias cristianas, todo ese paquete fue rechazado por una forma de islam feudal del siglo XII. Y ahora se han fusionado en una organización mucho más grande. Y lo han estado haciendo a través del terror, la intimidación, los secuestros, la violación, la esclavitud y el asesinato.

 

Dirigiendo nuestra atención a la persecución estrictamente cristiana, en medio de este terrorismo generalizado, el cinturón medio de Nigeria parece ser el lugar donde estamos viendo la mayoría de las muertes. El derramamiento de sangre parece estar a manos de los Fulani. Y no estoy seguro de estar en lo cierto en eso, pero, ¿quiénes son esos Fulani y cuánto tiempo han tenido esta fortaleza? Creo que el cinturón del medio es donde estamos viendo tantos informes de sacerdotes y seminaristas secuestrados, basta recordar al seminarista Michael Nnadi asesinado a principios de este año.

 

Así que a menudo escuchamos el término Hausa-Fulani, que son dos tribus predominantes musulmanas distintas pero unidas entre sí que se encuentran entre las más grandes de toda Nigeria. Curiosamente, durante la última década, mucha gente no se ha dado cuenta de que, aunque estos dos grupos a menudo han trabajado juntos, en realidad también ha habido violencia entre ellos. Pero los Fulani son un gran grupo nacional, decenas de millones de personas en la región.

 

No solo combaten por tierra o agua, ni son solo poblaciones en crecimiento que tienen conflictos. Atacan y queman iglesias, agreden seminaristas, en casos recientes procediendo a decapitarlos. Atacan misioneros, monjas, evangelistas, pastores. Eso es violencia religiosa dirigida específicamente a los cristianos. Y solo este año, los informes indican que al menos 1.300 cristianos habían sido asesinados en esa región de Nigeria.

 

El año pasado, Nigeria fue incluida por el exsecretario de Estado Mike Pompeo como un país de preocupación particular, lo que puso al país bajo el mismo radar que algunos de los mayores violadores de la libertad religiosa como Irán y China. Dado el aumento continuo de la violencia que estamos viendo en Nigeria, ¿qué más se puede hacer? ¿Se está tomando en serio la situación la actual administración?»

 

 

Infocatolica.com