Sábado, 19 Noviembre 2011 00:45

EE.UU.: más escuelas públicas enseñarán la Biblia

 

En Estados Unidos, 170 escuelas públicas de 43 estados empezarán a impartir una asignatura sobre la importancia de la Biblia y su influjo en la civilización occidental. El libro de texto es el mismo para todas las escuelas públicas -más de 470- que han decidido acogerse al Bible Literacy Project.

En virtud de la sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos Abington Township School v. Schempp, de 1963, la oración y la lectura de la Biblia en las escuelas públicas iría en contra de la separación de la Iglesia y del Estado que establece la Constitución. Ahora bien, esta sentencia no prohíbe la enseñanza no confesional de la Biblia.

Así lo señaló el juez Thomas Clark en el voto mayoritario del Tribunal: “Lo dicho hasta aquí no significa que el estudio de la Biblia o de la religión, cuando se presente de manera objetiva como parte de un currículum laico, vulnere la Primera Enmienda. Ciertamente, se puede decir que vale la pena estudiar la Biblia”.

Esta es la base legal que ha permitido a Sarah Jenislawski crear el Bible Literacy Project, una iniciativa que pretende llevar a la red pública una enseñanza no confesional de la Biblia. Y lo hace con el apoyo de numerosos profesores de literatura de las universidades de Yale, Harvard, Princeton, Stanford o Berkeley.

En efecto, en una encuesta de 2006 realizada por el Bible Literacy Project, todos los profesores encuestados dijeron estar de acuerdo con la frase “con independencia de la fe de cada uno, una persona educada necesita conocer la Biblia”.

La cosa tiene su lógica si se tiene en cuenta que sólo las obras completas de Shakespeare contienen 1.300 referencias bíblicas. Lo mismo podría decirse de tantos escritores e incluso líderes políticos (por ejemplo, Martin Luther King Jr.), cuyas obras serían incomprensibles sin un conocimiento mínimo de la Biblia.

Para evitar la tentación de proselitismo en las aulas, explica Jenislawsk, los profesores que imparten esta materia deben limitarse a seguir el libro de texto The Bible and Its Influence; un manual que fue revisado por una comisión de juristas, profesores de escuelas públicas y miembros de distintas confesiones (evangélicos, protestantes, católicos, ortodoxos, judíos...).

Además, los profesores reciben formación para garantizar la enseñanza no confesional de la Biblia. Saben, por ejemplo, que si un chaval les plantea alguna duda de fe deben remitirle a sus padres.


© ACEPRENSA S.A. Prohibida la reproducción íntegra o parcial. Aviso legal.
Puede leer este artículo on line aquí: http://www.aceprensa.com/articles/eeuu-mas-escuelas-publicas-ensenaran-la-biblia/7-dic-2010