Lunes, 26 Julio 2021 10:16

Cristo ofrece esperanza en medio de las dificultades, recuerda experto

El fundador de la organización católica laica Napa Institute, Tim Busch, señaló que frente a los problemas es Cristo quien trae esperanza y animó a los fieles a recordar que Jesús nos salva de la tormenta.

En una columna en National Catholic Register, Busch señaló que si se pudiera resumir “el estado de ánimo de muchos católicos en este momento, se usaría solo una palabra: desesperación”.

 

“La desesperación parece estar en todas partes entre los fieles. Lo escucho en conversaciones casi todos los días con familiares, amigos, líderes empresariales, líderes laicos, filántropos y muchos otros”, agregó.

 

Busch indicó que la desesperación está tan extendida porque “nos rodean muchas tendencias deprimentes y desalentadoras”, que no solo tienen que ver con la pandemia del coronavirus y los terribles desafíos de los últimos 18 meses.

 

“En mis 66 años, nunca había visto una cultura tan inquietantemente opuesta a la verdad”, lamentó.

 

El fundador señaló que la libertad religiosa “está bajo un ataque sostenido”, que ha llevado a los fieles a enfrentarse a “una presión creciente para violar nuestras creencias como condición para la participación cívica”.

 

Además, indicó que en Estados Unidos el derecho a la vida “está contra las cuerdas” porque se quiere derogar la enmienda Hyde, promulgada como ley todos los años desde 1976, que prohíbe la financiación federal de abortos voluntarios.

 

“Se niega ampliamente la dignidad de la persona humana. A los niños se les enseña que pueden elegir su género”, señaló. “A los niños también se les enseña a mirar a las personas únicamente a través de la lente de la raza y el género. Eso solía conocerse como racismo y sexismo”, agregó.

 

Busch lamentó que la “libertad económica que elogió el Papa San Juan Pablo II se está desvaneciendo” y resaltó que en cambio ha aumentado el “colectivismo socialista que él condenó”.

 

“Esta tendencia se vende por el bien de los pobres, pero nadie sufrirá más que los pobres”, añadió.

 

El fundador indicó que frente a esta situación es fácil desesperarse, pero subrayó que “como católicos, eso es lo último que debemos hacer”, porque Jesús calma la tormenta como lo hizo con sus discípulos en la barca.

 

“Sí, las dificultades que enfrentan nuestras familias, la Iglesia y la cultura son serias, incluso existenciales. Sin embargo, no importa cuán fuera de control nos parezcan las cosas, el Espíritu Santo todavía tiene el control”, remarcó.

 

Busch pidió a los fieles dejar que esta verdad llene su corazón para que sea “mucho más fácil reunir la confianza para luchar contra las tendencias peligrosas que nos rodean”.

 

“Dios todavía puede calmar la tormenta y nosotros podemos ser sus instrumentos”, agregó.

 

Finalmente, remarcó que la esperanza se puede encontrar en lugares “mucho más importantes”: en la oración, la Misa y la adoración eucarística.

 

“Cristo está siempre ahí, esperándonos y siempre ofrece esperanza. Si realmente queremos superar la desesperación, recurramos a Él de una manera completamente nueva. Nada es más importante, para nosotros o para el mundo”, concluyó.

 

 

Aciprensa.com