Sábado, 07 Agosto 2021 10:22

UNICEF pide permiso para promover el aborto, la educación sexual «integral» y los «derechos» LGTBI

La agencia de la ONU para la infancia está pidiendo que se le conceda un mandato para promover el aborto, la anticoncepción y los derechos LGBTI en los estados miembros de Naciones Unidas.

 

(C-Fam/InfoCatólica) El proyecto de plan estratégico de la agencia de la ONU para la infancia, UNICEF, incluye la promoción de la «salud y los derechos sexuales y reproductivos», un término ampliamente reconocido que incluye el aborto y los derechos LGBT, así como la «educación sexual integral».

 

Estos controvertidos términos han sido rechazados repetidamente por los Estados miembros de la ONU y los anteriores planes estratégicos de UNICEF no los incluían.

 

Además de comprometer a la agencia a trabajar en «la salud y los derechos sexuales y reproductivos», el proyecto de plan estratégico enumera la «salud sexual y reproductiva» como un área de salud separada de la salud materna y el VIH/SIDA. Esto indica que la agencia busca específicamente un mandato para promover el aborto y la anticoncepción.

 

El plan estratégico también compromete a la agencia a dar prioridad a la «educación sexual integral», una forma muy controvertida de educación sexual que enseña a los niños a experimentar con su sexualidad, incluso enseñando a niños de tan sólo cinco años a masturbarse, y promueve la aceptación moral de la práctica de la homosexualidad.

 

Los funcionarios y el personal de UNICEF han incluído este asunto en el proyecto de plan estratégico a pesar de que ha sido rechazado en repetidas ocasiones por los Estados miembros de la ONU en la Asamblea General e incluso en la Organización Mundial de la Salud.

 

El plan estratégico irá acompañado de un Plan de Acción de Género para el mismo periodo, que va más allá de proponer la anticoncepción y el aborto infantil. Se dirige expresamente a las leyes de consentimiento paterno en países de todo el mundo. Califica las «políticas restrictivas sobre la edad de consentimiento que disuaden a los adolescentes de solicitar servicios de salud sexual y reproductiva» como resultado de un «sesgo de género» discriminatorio. El Plan de Acción de Género también incluye un enfoque en la «orientación sexual e identidad de género».

 

No es la primera vez que el personal y los funcionarios de UNICEF han provocado la controversia al promover el aborto o las cuestiones LGBT. En 1996, la Santa Sede retiró la financiación del organismo después de que éste no le asegurara que el personal del organismo no promovería el aborto. 

 

El plan estratégico, que guiará el trabajo de la agencia durante los próximos cuatro años, será debatido la próxima semana por la junta ejecutiva de UNICEF, formada por 36 países seleccionados de cada grupo regional, y está previsto que se apruebe en septiembre. El presupuesto del organismo supera los 5.000 millones de dólares anuales.

 

El plan estratégico de UNICEF es sólo uno de los varios planes estratégicos que los organismos de las Naciones Unidas están ultimando este verano, ya que los planes estratégicos del fondo de población de las Naciones Unidas y del organismo de las Naciones Unidas para la mujer incluyen el controvertido término «salud y derechos sexuales y reproductivos».

 

A principios de este mes, la directora de UNICEF, Henrietta Fore, anunció su dimisión, lo que provocó especulaciones de que su sustituta sería la ex embajadora de Estados Unidos para Asuntos Mundiales de la Mujer, Catherine Russell, defensora desde hace tiempo de los servicios de «salud sexual y reproductiva» para los niños.

 

 

Infocatolica.com