Miércoles, 11 Agosto 2021 09:35

Iglesia advierte que en Nicaragua no hay condiciones democráticas para las elecciones

La Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua (Nicaragua) lamentó las detenciones arbitrarias de candidatos presidenciales que han ocurrido en el país y señaló que las elecciones generales del 7 de noviembre se están viendo empañadas por la falta de condiciones democráticas.

En un comunicado publicado este 10 de agosto, la comisión indicó que los sucesos políticos en el país durante el año electoral han generado “sentimientos de frustración, impotencia y dolor” entre la población por la “encarcelación de precandidatos y candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la república, así como de dirigentes y activistas políticos y periodistas”.

 

“A lo que se suman las amenazas a nuestra Iglesia Católica, ofensas a sus sacerdotes y obispos, limitaciones a la visa o la residencia de sacerdotes extranjeros, hostigamientos a los feligreses laicos y otras acciones ilegales e intimidantes”, agregó.

 

El partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL) informó que este 9 de agosto fue detenido el exembajador de Nicaragua en Costa Rica y candidato a la Alcaldía de Managua por CxL, Mauricio José Díaz Dávila, de 70 años, tras salir de una cita en el Ministerio Público.

 

“Fue interceptado y capturado por la Policía tras golpear a su hijo y abogado que lo acompañaban. Se lo llevaron con rumbo desconocido”, indicó el partido.

 

Díaz se convierte en el trigésimo segundo detenido desde el 28 de mayo, en el marco de las próximas elecciones generales del 7 de noviembre, donde el actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, busca ser reelegido por cuarta vez consecutiva.

 

Entre los detenidos se encuentran los candidatos presidenciales opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre.

 

La Comisión de Justicia y Paz indicó en su comunicado que el pueblo nicaragüense tiene el derecho de “optar por diferentes opciones políticas”, pero se encuentran impedidos de expresar su libertad en las elecciones porque “los candidatos de la oposición han sido forzosamente excluidos de la contienda al privarlos de libertad y quitarles sus derechos ciudadanos”.

 

“El proceso electoral que debería ser una fiesta cívica se vive con temor e incertidumbre porque no existen condiciones para unas elecciones democráticas”, agregó.

 

Además, señaló que el sufrimiento del pueblo se ve agravado por una nueva ola de contagio de la pandemia que “sigue causando muertes, hospitalizaciones y restricciones a la normalidad”, que obliga a actuar con responsabilidad con las “medidas sanitarias necesarias”.

 

“Los católicos fieles cumplen las recomendaciones pastorales encaminadas a cuidar la salud de cada cual y la de los demás”, remarcó.

 

La comisión lamentó la nueva ola de migración de nicaragüenses, “en su mayoría jóvenes”, que deben abandonar el país por “la inseguridad, el desempleo, la incertidumbre sobre el futuro del país, entre otras razones”.

 

Asimismo, remarcó que acompañan al pueblo del que son parte, uniéndose a “sus sufrimientos, temores e incertidumbres”, y resaltaron que promueven la paz y animan a “poner toda esperanza y el futuro de nuestra patria en las manos de Dios, que con su Santa Palabra nos consuela y anima”.

 

“El Señor es mi fortaleza y mi salvación, mi libertador, mi Dios; la roca que me ampara, escudo y fuerza de mi salvación, mi mayor refugio”, recordó.

 

Finalmente, pidió la intercesión de la Virgen María por Nicaragua, “que tanto la ama, ante su hijo, Señor de la Historia y Príncipe de Paz, Jesucristo Nuestro Señor”.

 

 

Aciprensa.com