Jueves, 12 Agosto 2021 13:15

Abp. Viganò: Invitación a obispos y sacerdotes a rezar y ayunar para derrotar los planes del Nuevo Orden Mundial

Es nuestro deber sagrado unirnos a la batalla espiritual, alineándonos sin dudarlo bajo los estandartes de Cristo nuestro Rey y María nuestra Reina.

LifeSiteNews ) - En este momento de gravísima crisis espiritual y material, en el que las Autoridades públicas apoyan los planes del Nuevo Orden Mundial y los Pastores son cómplices silenciosos ante la destrucción de la sociedad y de la misma Iglesia de Cristo, es nuestro deber sagrado unirnos a la batalla espiritual, alineándonos sin dudarlo bajo los estandartes de Cristo nuestro Rey y María nuestra Reina.

 

El Señor ha dado a los obispos y sacerdotes el poder de expulsar demonios en Su Nombre. Ya el Sábado Santo de 2020 muchos de ellos acogieron mi llamado con generosidad y espíritu sobrenatural. Hoy tengo la intención de renovar este llamamiento. Pido, por tanto, a mis venerables hermanos en el Episcopado y Sacerdocio que dediquen la Vigilia de la Asunción de la Santísima Virgen María a la oración y al ayuno, y a recitar el Exorcismo en Satanam et angelos apostaticos.de León XIII (Rituale Romanum, Tit. XII, Caput III), a las 12 del mediodía en Roma. 

 

Este sacramental será puesto bajo el manto del más temible adversario de los poderes infernales, para que la oración coral de los ministros de Dios saque de la Iglesia y del mundo las trampas del enemigo de la humanidad que hoy amenazan a la sociedad, a las familias, individuos y, en particular, los fieles de Cristo.

El mundo secularizado, y con él no pocos Pastores, podrán burlarse de este llamamiento y del exorcismo en sí, considerándolo el legado de un pasado a anular junto con la Fe de nuestros padres. Pero sabemos bien que, aunque somos pecadores indignos, Nuestro Señor nos ha dado un poder que aterroriza las Puertas del Infierno y sus sirvientes.

 

En el silencio y el ayuno que nos prepara para la fiesta de la Asunción de la Reina del Cielo, invocamos a la Santísima Virgen, terrible como un ejército en orden de batalla , y a San Miguel Arcángel, Patrón de la Santa Iglesia y Príncipe de las huestes celestiales.

 

+ Carlo Maria Viganò, arzobispo
12 de agosto de 2021

Sanctae Clarae Virginis

 
 
 

Español

En estos momentos de gravísima crisis espiritual y material en que las autoridades públicas apoyan los planes del Nuevo Orden Mundial y los pastores callan en complicidad con la destrucción de la sociedad y de la propia Iglesia de Cristo, tenemos el sagrado deber de unirnos para librar la batalla espiritual, cerrando filas sin vacilar bajo las banderas de Cristo Rey y de María Reina.

 

El Señor ha conferido a los obispos y los sacerdotes poder para expulsar demonios en su Nombre, y el Sábado Santo del pasado 2020 muchos de ellos acogieron generosamente la petición que hoy quisiera renovar. Solicito, pues, a mis venerables hermanos en el Episcopado y el Sacerdocio que dediquen la víspera de la Asunción de la Santísima Virgen María a la oración y el ayuno, así como que recen el Exorcismus in Satanam et angelos apostaticos de León XIII ( Rituale romanum ,Tit.XII, Caput III) a las 12, hora de Roma. 

 

Este sacramental se colocará bajo el manto de la más temible Adversaria de las potencias infernales, a fin de que la oración conjunta de los Ministros de Dios aleje de la Iglesia y del mundo las asechanzas del Enemigo del género humano que amenazan actualmente la sociedad, la familia, a las personas y, en particular, a los fieles de Cristo.

 

El mundo secularizado, y junto con él no pocos pastores, se burlarán tal vez de este llamado y aun del propio Exorcismo, considerándolo vestigio de un pasado que es preciso olvidar junto con la Fe de nuestros padres. Pero sabemos bien que, por indignos y pecadores que seamos, Nuestro Señor nos ha conferido un poder que aterroriza las Puertas y los secuaces del Infierno.

En el silencio y el ayuno que nos prepara para la festividad de la Asunción de la Reina del Cielo, invoquemos a la Virgen Santísima, terrible como ejército formado en batalla ya San Miguel Arcángel, patrono de la Santa Iglesia y Príncipe de las Milicias Celestiales.

 

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo

 

Portugués

 

 

O Senhor deu aos Bispos e aos Sacerdotes o poder de expulsar os demónios em Seu Nome, e, já no Sábado Santo de 2020, muitos deles acolheram, com generosidade e espírito sobrenatural, o meu apelo, que hoje pretendo renovar. Peço, portanto, aos meus veneráveis ​​Irmãos no Episcopado e no Sacerdócio que dediquem a Vigília da Assunção da Bem-Aventurada Virgem Maria à oração e ao jejum, e que recitem o Exorcismus in Satanam et angelos apostaticos, de Leão XIII (Ritual Romanum, Tit. XII, Caput III), às 12 horas de Roma. 

 

Este Sacramental será colocado sob o manto da mais temível Adversária dos poderes infernais, para que a oração coral dos Ministros de Deus afaste da Igreja e do mundo as insídias do Inimigo do género humano que, hoje, ameaçam a sociedade, as famílias, os indivíduos e, en particular, os fiéis de Cristo.

 

O mundo secularizado, e com ele não poucos Pastores, poderão escarnecer deste apelo e do próprio Exorcismo, considerando-o herança de um passado a ser apagado junto con Fé dos nossos pais. Mas sabemos bem que, embora indignos e pecadores, foi-nos dado por Nosso Senhor um poder que aterroriza as Portas do Inferno e os seus servos.

 

No silêncio e no jejum que nos prepara para a festa da Assunção da Rainha do Céu, invocamos a Santíssima Virgem, terrível como um ex army em ordem de batalha , e São Miguel Arcanjo, Padroeiro da Santa Igreja e Príncipe das Milícias Celestes.

 

 

Lifesitenews.com