Jueves, 16 Septiembre 2021 13:48

El Papa: “El aborto es un homicidio”

Así de tajante se mostró Francisco con el tema del aborto. El Pontífice aseguró ayer, en una de las respuestas a los periodistas que viajaban con él, que “el aborto es más que un problema, es un homicidio.

Sin medias palabras, quien hace un aborto, mata”. Así mismo, invitó a los periodistas y, en general, a todo el mundo, a coger un libro de embriología de cualquier facultad de medicina para darse cuenta de que “en la tercera semana luego de la concepción, muchas veces antes de que la mamá se dé cuenta, todos los órganos ya están allí, todos, también el ADN. No es una persona, es una vida humana, punto. Esta vida humana debe respetarse. Este principio es así de claro”, sentenció Francisco.

 

Es habitual, que el Papa Francisco, cuando habla del aborto utilice como recurso hacer estas dos preguntas: ¿Es justo matar una vida humana para resolver un problema? Científicamente es una vida humana. Segunda pregunta: ¿Es justo contratar a un sicario para resolver un problema? El mismo Papa recordó en el avión que esto mismo es lo que ya ha dicho en ocasiones anteriores y puso como ejemplos dos entrevistas a medios españoles, la que concedió a Jordi Évole, y la que tuvo recientemente con Carlos Herrera. “Científicamente es una vida humana, los libros lo enseñan y yo pregunto: ¿Es justo descartarla para resolver un problema?”, concluyó Francisco.

 

El matrimonio como sacramento es hombre-mujer

Otro de los periodistas preguntó sobre otro tema comprometido, pero de máxima actualidad. El periodista, le preguntó al Papa su opinión acerca de una resolución dictada recientemente por el Parlamento Europeo en la que se invita a los países miembros a reconocer los “matrimonios homosexuales” y sus respectivas relaciones con la paternidad. El Papa, volvió a insistir en que ya ha hablado claro muchas veces sobre este tema y volvió a reafirmar que “el Matrimonio es un Sacramento y la Iglesia no tiene el poder de cambiar los sacramentos, así como el Señor lo ha instituido”.

 

Por otro lado, Francisco defendió que “ si ellos quieren llevar una vida juntos en pareja homosexual, los Estados tienen la posibilidad de apoyarlos civilmente, de darles seguridad sucesoria, sanitaria”. Puso el ejemplo de Francia, que tienen una ley no sólo para los homosexuales, sino para todas las personas que quieren asociarse. Por ejemplo, añadía Francisco, “tres viudas que quieren asociarse, en una ley para tener servicio sanitario, para tener la herencia entre ellas, se hacen estas cosas, creo que es el PAC (Pacto civil de solidaridad) francés, esta ley, nada que ver con las parejas homosexuales, que ¿las parejas homosexuales pueden usarla? pueden usarla. Pero el matrimonio como sacramento es hombre-mujer”, concluyó el Santo Padre.

 

De todos modos, Francisco quiso remarcar que aunque el “matrimonio es el matrimonio”, esto, “no quiere decir condenar a las personas que son así (homosexuales), no por favor, son nuestros hermanos y hermanas, y debemos acompañarlos. Pero, el matrimonio como sacramento es claro”, remarcó Francisco. El sucesor de Pedro terminó recordando que » a veces, lo que yo he dicho, crea confusión, todos iguales, hay que respetar a todos, el Señor bueno y salvará a todos, esto no lo digan en voz alta, el Señor quiere la salvación de todos, pero, por favor, no hagan que la Iglesia niegue su verdad».

 

 

Infovaticana.com