Martes, 21 Septiembre 2021 12:48

Corte Suprema de EE.UU abordará el 1 de diciembre caso clave para el futuro del aborto en el país norteamericano

El Tribunal Supremo de Estados Unidos anunció ayer lunes que el próximo 1 de diciembre escuchará los argumentos de las partes en el caso de una ley de Mississipi que restringe radicalmente los abortos a partir de la 15 semana de embarazo. Se trata de un caso fundamental para conocer la suerte de leyes provida similares en otros estados.

(CNA/InfoCatólica) El caso Dobbs v. Jackson Women's Health Organization se trata de una impugnación de la ley de Mississippi que restringe la mayoría de los abortos después de las 15 semanas de embarazo. La Corte Suprema decidirá la cuestión de si todas las prohibiciones estatales del aborto antes de la viabilidad son inconstitucionales. «Viabilidad» es el estándar legal del tribunal desde 1973, considerado como el punto en el que un niño no nacido puede sobrevivir fuera del útero.

 

El tribunal anunció el lunes la fecha de los alegatos orales en el caso Dobbs, previstos para el 1 de diciembre. Tanto el estado de Mississippi como la clínica abortista que impugna la ley tendrán la oportunidad de presentar sus argumentos en persona ante los jueces, tanto a favor como en contra de la ley.

 

El caso Dobbs se considera la última y quizá la mejor oportunidad para los defensores de la vida de revertir el caso Roe contra Wade, la sentencia de 1973 que legalizó el aborto en todo el país. El tribunal dictaminó entoces que los estados no podían prohibir los abortos antes de la viabilidad.

 

La Ley de Edad Gestacional de Mississippi se convirtió en ley en 2018, pero actualmente no está en vigor. Aunque restringía la mayoría de los abortos después de las 15 semanas, incluía excepciones para cuando la vida de la madre o una función corporal importante de la misma está en peligro, o en los casos en que el niño no nacido tiene una anormalidad grave y no se espera que sobreviva fuera del útero.

 

La ley se aplicaría mediante la revocación de las licencias médicas estatales de los médicos que la infrinjan, y una multa de hasta 500 dólares por la falsificación de los registros médicos sobre las circunstancias de un aborto.

 

Jeanne Mancini, presidenta de Marcha por la Vida, dijo el lunes:

 

«Esperamos que el Tribunal Supremo reconsidere el statu quo de la jurisprudencia sobre el aborto, que actualmente permite que se realicen abortos durante los nueve meses de embarazo.»

 

«Los Estados tienen derecho a proteger a todos sus ciudadanos, incluidos los que se están desarrollando en el vientre materno», añadió.

 

 

Infocatolica.com