Jueves, 14 Octubre 2021 15:10

Cienciología aprovecha la erupción del volcán de La Palma para acercarse a los afectados

En los últimos días, diversas organizaciones y colectivos, y muchos usuarios de las redes sociales han puesto en marcha iniciativas de tipo solidario en torno a la erupción del volcán de La Palma (España), que ha afectado a cientos de familias que han tenido que abandonar sus viviendas, destruidas por el avance de la lava.

Uno de los muchos mensajes que se ha difundido en Facebook, acompañado por vídeos de personas que lo explican en clave testimonial, dice lo siguiente:

 

“Hola, somos ministros voluntarios y estamos aquí en La Palma para ayudarte a reducir tu estrés para que puedas afrontar esta situación con mejores ánimos.

 

Contáctanos si conoces a alguien que esté muy afectado, desorientado o simplemente si te gustaría ayudar a los demás aprendiendo estas herramientas prácticas y con resultados inmediatos y visibles de mejoría en el ánimo de la persona.

 

Es totalmente gratis.

 

Podemos desplazarnos donde estés.”

 

Y proporcionan un número de teléfono. ¿En qué consisten estos “ministros voluntarios”? La nomenclatura podría indicar una adscripción cristiana. Pero no es así, y ya queda claro al ver las camisetas amarillas que llevan puestas los protagonistas de los vídeos, donde se lee: “Scientology Volunteer Minister”.

 

En el momento oportuno

Efectivamente, se trata de personas que integran uno de los organismos más visibles y activos de la Iglesia de Cienciología (Scientology): los Ministros Voluntarios. Es habitual ver a los Ministros Voluntarios de Scientology en los lugares donde suceden catástrofes naturales o grandes atentados, ataviados con sus llamativas prendas amarillas y ofreciendo las “herramientas prácticas” de la secta para las víctimas y afectados.

 

 

Así sucedió en Nueva York tras los atentados del 11-S, en los casos de huracanes y tsunamis o cualquier otra catástrofe importante, adquiriendo proyección mediática. Un ejemplo iberoamericano fue el de las inundaciones en La Plata (Argentina) en 2013, tal como informamos aquí en su momento.

 

En torno a la pandemia del COVID-19, sobre todo en los primeros meses del confinamiento en el año 2020, los Ministros Voluntarios han recorrido las calles de las principales ciudades de algunos países ofreciendo materiales específicos sobre cómo afrontar un tiempo de estas características.

 

Una entidad muy organizada

Según explica en un reciente artículo académico Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), el programa de Ministros Voluntarios de Scientology está “coordinado a nivel de las iglesias locales y con la participación de los miembros del movimiento, ya sea individualmente o en grupo, para ayudar a los demás”.

 

En su investigación, Santamaría señala que “aunque se trata de un programa que se desarrolla de forma permanente, ha cobrado gran visibilidad con ocasión de grandes catástrofes, en las que se ha podido ver a los Ministros Voluntarios, con sus atuendos amarillos, prestando su colaboración –que incluye, como ellos mismos manifiestan, ‘ayuda física y asistencia espiritual’–. Para ello cuentan con el equipo permanente de Ministros Voluntarios de Respuesta al Desastre.

 

Como puede observarse, Cienciología aprovecha ocasiones como ésta para el proselitismo. En el mensaje está claro: su objetivo es “alguien que esté muy afectado, desorientado” o personas a las que les “gustaría ayudar a los demás”, ofreciendo las prácticas del grupo como remedio para los problemas y dificultades que trae consigo esta situación trágica.

 

 

 

Infocatolica.com