Sábado, 23 Octubre 2021 11:16

Haití. Fe y Alegría tras incendio en oficinas, espera en la reconstrucción

La Hna. Matilde Moreno RSCJ, Coordinadora Nacional del Departamento de Pedagogía de Fe y Alegría Haití, narra cómo un fuego voraz acabó con la totalidad de las oficinas de SJM y con parte de las de Fe y Alegría en Haití.

“La resiliencia de este pueblo es épica y tampoco nos falta la Fe en nuestros hermanos y hermanas, de tantas partes del mundo, que seguro quieren ayudarnos con Alegría”: son palabras de la hermana Matilde Moreno RSCJ Coordinadora Nacional del Departamento de Pedagogía Fe y Alegría Haití, que narra el incendio voraz que terminó con la totalidad de las oficinas de SJM y parte de las de Fe y Alegría en el país. 

 

El incendio se propagó en la madrugada del 3 al 4 de octubre provocando pérdidas irreparables, como los 3 ordenadores y las dos memorias externas con el respaldo del trabajo realizado en estos años de misión.  La religiosa explica que también “se convirtió en humo el archivo en papel con materiales únicos”: “más de 12 libritos en creole de creación propia para implementar talleres de formación para profes y alumnado, siguiendo la metodología de la Educación Popular sobre medio ambiente, sexualidad, identidad, educar sin violencia, recuperación postraumática, prevención de desastres y un largo etcétera”.

 

La hermana Matilde Moreno lamenta también la pérdida del proyecto de mejora de la calidad de la enseñanza en preescolar y primaria en las 6 escuelas de la zona de Jean-Rabel que implican la realización de al menos 20 pequeños videos divulgativos donde se muestra cómo con materiales de deshecho, o muy simples, puede implementarse el aprendizaje de técnicas básicas, ecología, lenguaje, ciencias de la naturaleza y matemáticas. Un trabajo realizado en “lengua creole – explica - para ponerlo a la disposición de todas las escuelas del país que, como nosotros, no tienen medios para sofisticaciones ni para adquirir materiales en tiendas especializadas”. 

 

Entre las pérdidas lamentadas está la de la biblioteca con los libros de pedagogía: “necesitamos reponerlo, - dice - sobre todo con los editados por FyA en francés”. “Sabemos que se pueden encontrar en internet, pero la mayoría de nuestros profes no tienen acceso a la electricidad -añade-. Aquí seguimos viviendo ‘donde termina el asfalto’, que es en casi todo el país”.

 

Con, además, una oficina que reconstruir desde cero, la religiosa concluye con la consciencia de la falta de medios económicos, pero alimentando la esperanza: 

 

“No hay que olvidar que la gran ventaja que tenemos es que esto es Haití, donde siempre se renace milagrosamente de las cenizas, donde sabemos seguir de pie luchando por construir un futuro digno en paz y justicia desde los más pequeños y con los más pequeños.”

 

 

Vaticannews.va