Lunes, 20 Junio 2022 15:35

El cuerpo de natación prohíbe a algunos hombres confundidos de género participar en competencias internacionales contra mujeres

La nueva política, que entra en vigencia hoy, impide que los hombres compitan contra mujeres a menos que "no hayan experimentado ninguna parte de la pubertad masculina más allá de la Etapa 2 de Tanner o antes de los 12 años, lo que ocurra más tarde".

LAUSANA, Suiza ( LifeSiteNews ) — Los hombres con confusión de género que quieran competir contra mujeres en competencias internacionales de natación se verán limitados ahora por una nueva política de la  Fédération Internationale de Natation ( FINA) , el organismo rector internacional de deportes acuáticos. El reglamento cubre no solo la natación, sino también las competencias de clavados y waterpolo.

 

La nueva política no se aplica a los Juegos Olímpicos, pero sí a todas las competencias internacionales de la FINA. Los afiliados de FINA pueden establecer sus propias políticas para las competencias locales.

La nueva política , que entra en vigencia hoy, impide que los hombres compitan contra mujeres a menos que "no hayan experimentado ninguna parte de la pubertad masculina más allá de la Etapa 2 de Tanner o antes de los 12 años, lo que ocurra más tarde".

 

“Clasificar a los atletas en función del sexo es necesario para cumplir con los objetivos de la FINA para las atletas femeninas de deportes acuáticos y la categoría de competencia femenina”, afirmó la FINA. Quiere dejar en claro que no desea "[limitar] innecesariamente la participación de atletas de género diverso".

 

 

Si bien FINA está abierta a "atletas de género diverso", la organización no puede ignorar las diferencias biológicas básicas entre hombres y mujeres.

 
 
 

El cuerpo de natación declaró en la apertura del documento:

Debido a la brecha de rendimiento que surge en la pubertad entre los machos biológicos como grupo y las hembras biológicas como grupo, es necesaria una competencia sexual separada para lograr estos objetivos. Sin estándares de elegibilidad basados ​​en el sexo biológico o rasgos ligados al sexo, es muy poco probable que veamos mujeres biológicas en finales, podios o posiciones de campeonato; y en deportes y eventos que involucren colisiones y proyectiles, las atletas biológicas femeninas correrían un mayor riesgo de lesionarse.


La mayoría del grupo de trabajo estuvo de acuerdo en que la competencia debería estar principalmente segregada por sexo:

En opinión de la mayoría, la FINA debe seguir comprometida con la separación de los atletas en el deporte en categorías de hombres y mujeres en función del sexo biológico y debe permitir que los atletas transgénero de hombre a mujer

(mujeres transgénero) y atletas con 46 XY DSD con una identidad de género femenina competir en la categoría femenina de acuerdo con criterios de elegibilidad que sean consistentes y no menoscaben ese compromiso.

 

El grupo de trabajo incluía un "Grupo científico" de "expertos independientes en los campos de fisiología,
endocrinología y desempeño humano, incluidos especialistas en diferencias sexuales en el
desempeño humano y en medicina transgénero".

 

Ese grupo concluyó que “el sexo biológico es un determinante clave del rendimiento atlético”, incluso en deportes como los acuáticos “que están determinados principalmente por la función neuromuscular, cardiovascular y respiratoria, y la antropometría, incluido el tamaño del cuerpo y las extremidades”.

 

FINA también ha comenzado a trabajar en una categoría de competencia abierta.

El tema de los hombres que compiten contra las mujeres llamó la atención esta primavera cuando el nadador masculino William "Lia" Thomas dominó los campeonatos femeninos de natación de la NCAA.

 

 

Lifesitenews.com