Martes, 21 Junio 2022 13:53

El Servicio Jesuita a Refugiados en Europa ha prestado ayuda a más de cincuenta mil ucranianos

Ayer lunes, 20 de junio, se celebró el Día Mundial del Refugiado y en el programa de TRECE, 'Iglesia al Día', tuvieron la oportunidad de hablar con Alberto Ares, director del Servicio Jesuita a Refugiados en Europa.

 

(CopeRelligión/InfoCatólica) El de ayer fue un día importante para poner en el centro a las personas migrantes y refugiadas. Estos meses en concreto, el JRS Europa ha puesto su foco en los refugiados ucranianos: «Lo que hemos intentado con nuestra red de 23 oficinas nacionales es atender esta emergenciaLlevamos atendidas más de 50 mil personas y estamos intentando tener esa mirada integral sobre lo que ocurre, no solamente en Ucrania donde contamos con varios albergues, sino también en países cercanos tanto en Polonia, Rumanía, Hungría, Eslovaquia y en Moldavia»

 

¿Se tiene la impresión que nos estamos empezando a olvidar de ellos después de tantos meses de guerra?

 

Para Alberto Ares «es algo que ocurre cuando sistemáticamente no entra a nivel mediático y además cuando es una situación que parece que a medio-corto plazo no se va a acabar». Según el director del JRS Europa, hay que poner en el centro a estas personas y también poner los medios como está haciendo ahora la Unión Europea, y seguir manteniendo esta acogida que queremos que sea la mejor posible […] hay que «acompañar, servir y defender» a las personas refugiadas que se han visto obligadas a dejar su hogar».

 

A nivel europeo, según Alberto, la acogida de los refugiados ucranianos «ha sido un hito muy importante casi desde el inicio de la guerra. Dicho esto, también tenemos que decir que ojalá que esta mirada de acogida sea extensible a otras personas que se ven obligadas a dejar su hogar y animamos a los gobiernos a quedarse en esta misma dirección».

 

«España está haciendo un trabajo y un esfuerzo muy grande con el acompañamiento y la acogida de las personas refugiadas ucranianas», ha subrayado Ares. Sin embargo, añade que «esta situación de Ucrania es una cosa muy concreta que ya vivimos con otros países como Siria o Afganistán, pero tenemos que tener presente que hay muchas personas que se ven obligadas a dejar su hogar que están tocando a nuestras puertas y necesitamos una política realmente coherente en este ámbito».

 

«Lo que tenemos que tener bien claro es que el futuro y el presente de Europa es mixto con todo la riqueza que eso significa», ha concluido el director del JRS Europa.

 

 

Infocatolica.com