Imprimir esta página
Jueves, 04 Agosto 2022 14:17

El P. Robert Jauch pide la dimisión de la presidenta del Comité Central de Católicos Alemanes por apoyar el aborto

El P. Robert Jauch, ofm, ha pedido la dimisión de la presidenta del Comité Central de Católicos Alemanes (ZDK) y co-presidenta de la Asamblea Sinodal Alemana, Irme Stetter-Karp, por pedir que en Alemania haya un servicio de práctica de abortos a nivel nacional.

 

El P. Jauch, destacado columnista en medios de comunicación católicos de habla alemana, constata en un artículo publicado en Kath.net, que «el Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK), que en su día se fundó para dar voz a los laicos de la Iglesia alemana en la esfera pública, se ha venido abajo». 

 

Para el sacerdote franciscano, «la gota que colmó el vaso fue la reciente demanda de la presidente de la ZdK, Stetter-Karp, de un servicio de aborto a nivel nacional en Alemania». Y añade:

 

«Con esto, la señora se aleja claramente del terreno de las enseñanzas de la Iglesia católica. De hecho, la Iglesia se ha distinguido por ser una de las más vehementes defensoras del derecho a la vida de todos, especialmente de los niños no nacidos, completamente indefensos».

 

Al mismo tiempo, afirma que «nadie debería sorprenderse ahora, porque junto con la Sra. Stetter-Karp, varios representantes de asociaciones católicas participaron en la fundación de «Donum vitae» ya en 1999. El Papa Juan Pablo II había reconocido claramente que las instituciones eclesiásticas no podían expedir un certificado de asesoramiento en los embarazos conflictivos como requisito previo al aborto. La iglesia se convierte en cómplice cuando apoya oficialmente este sistema. Cáritas y otras organizaciones eclesiásticas abandonaron este sistema.»

 

Ademá recuerda que «el Papa Francisco habla vehementemente de «asesinato por encargo» en el caso de los abortos. La Iglesia, y por tanto también la ZdK, debe servir a la cultura de la vida. Los cristianos fieles tienen que defender a los más débiles de la sociedad que no pueden luchar por sí mismos».

 

El religioso recuerda que dado que «incluso en Europa» se pretende «declarar el derecho al aborto como un derecho humano, sería muy necesaria una postura clara de los laicos católicos a favor de la vida de los no nacidos y de las futuras madres»

 

Y concluye:

 

«La presidenta del ZdK se ha unido ahora a las filas de esta diabólica confusión.  En consecuencia debería dimitir. Bastantes problemas tiene ya la Iglesia en Alemania».

 

infocatolica.com