Martes, 20 Septiembre 2022 11:52

Obispos desafían al Vaticano y publican liturgia para bendecir parejas gays en Bélgica

En abierta desobediencia al Vaticano, los obispos católicos de Bélgica anunciaron este martes 20 de septiembre la introducción de una liturgia de bendición de parejas del mismo sexo en las diócesis del país.

 

Además, los obispos de Flandes publicaron una liturgia para la celebración de las uniones homosexuales. “Al hacerlo, van directamente en contra del Vaticano”, informó el diario local Nederlands Dagblad

 

El Vaticano publicó una aclaración oficial en marzo de 2021 en la que afirmaba que la Iglesia católica no está facultada para dar bendiciones litúrgicas a las uniones homosexuales.

 

Sin embargo, basándose en la exhortación Amoris laetitia del Papa Francisco, el Cardenal Jozef De Kesel, Obispo de Malinas-Bruselas, y otros obispos de la parte flamenca de Bélgica publicaron este martes un documento titulado “Estar pastoralmente cerca de las personas homosexuales: Por una Iglesia acogedora que no excluya a nadie”.

 

El documento publicado por los obispos contiene una sugerencia de liturgia para las bendiciones de personas del mismo sexo, que incluye oraciones, lectura de la Biblia y partes en las que la pareja puede “expresar ante Dios cómo se comprometen el uno con el otro”.

 

Los obispos de la parte flamenca de Bélgica también anunciaron que cada diócesis nombrará a una persona como “respuesta concreta y cumplimiento del deseo de prestar atención explícita a la situación de las personas homosexuales, sus padres y familias en la conducción de la política”.

 

El Papa Francisco se refirió a este tema en su exhortación apostólica de abril de 2016 sobre la pastoral familiar, Amoris laetitia.

 

El numeral 250 del texto pontificio señala que se debe asegurar para las familias “un respetuoso acompañamiento, con el fin de que aquellos que manifiestan una tendencia homosexual puedan contar con la ayuda necesaria para comprender y realizar plenamente la voluntad de Dios en su vida”.

 

Cabe destacar que los obispos belgas irán a Roma a finales de noviembre para su visita “ad limina”, donde participarán en una reunión con el Papa Francisco con el fin de proporcionar una actualización sobre el estado de sus diócesis.

 

La Congregación para la Doctrina de la Fe emitió su última declaración sobre las bendiciones a personas del mismo sexo el 15 de marzo de 2021, en un documento conocido como Responsum ad dubium (“Respuesta a una pregunta”).

 

En respuesta a la pregunta: “¿Tiene la Iglesia el poder de dar la bendición a las uniones de personas del mismo sexo?”, la CDF respondió: “Negativamente”. 

 

La congregación expuso su razonamiento en una nota explicativa y un comentario que la acompañaba.

 

La declaración del Vaticano, emitida con la aprobación del Papa Francisco, desató protestas y un abierto desafío en el mundo católico de Alemania.

 

Muchos sacerdotes y parroquias se unieron a una jornada de protesta en respuesta a la declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que defendió que la Iglesia no tiene poder para bendecir las uniones entre personas del mismo sexo.

 

Sacerdotes y agentes de pastoral alemanes también desafiaron abiertamente al Vaticano y celebraron ceremonias de bendición de parejas del mismo sexo.

 

En julio, el secretario general del Comité Central de los Católicos Alemanes, dijo que el Camino Sinodal es “una declaración consciente contra el actual Catecismo católico, que ha sido crítico y desprecia la homosexualidad desde mediados de la década de 1970 y todavía señala la actividad homosexual como pecado”.

 

Sus comentarios fueron publicados el 17 de julio en alemán e inglés por Outreach, un sitio web editado por el sacerdote jesuita James Martin, que describe su página como un “recurso católico LGBT” (Lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

 

Varios obispos alemanes se han pronunciado recientemente a favor de cambios en la enseñanza de la Iglesia sobre la sexualidad y la ideología de género. 

 

La ideología de género es una corriente que no considera al sexo como una realidad natural sino como el resultado de un proceso socio-cultural, algo que diversos gobiernos intentan imponer a través de la educación de niños y jóvenes.

 

Lo que enseña la Iglesia sobre la homosexualidad

 

La enseñanza católica sobre la homosexualidad está resumida en tres artículos del Catecismo de la Iglesia Católica: 2357, 2358 y 2359.

 

En estos artículos la Iglesia enseña que los homosexuales “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta”.

 

La homosexualidad como tendencia es “objetivamente desordenada” y “constituye para la mayoría de ellos (los homosexuales) una auténtica prueba”.

 

Apoyado en la Sagrada Escritura, la Tradición ha enseñado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”, “no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual”, y por tanto “no pueden recibir aprobación en ningún caso”.

 

“Las personas homosexuales están llamadas a la castidad” y “mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana”.

 

 

aciprensa.com