Jueves, 06 Octubre 2022 12:05

Consecuencias de la ideología de género: un 20% de las jóvenes es bisexual y el 60% ha tenido sexo sin ganas

Las jóvenes encuestadas critican la pornografía, como “escaparate ficticio de las relaciones sexuales basadas eminentemente en la satisfacción del deseo masculino”

 

Un demoledor estudio muestras las consecuencias de la ideología de género, unas consecuencias que están afectando la sexualidad de los más jóvenes, afectados profundamente por esta ingeniería social, que está logrando sus objetivos.

 

El estudio Sexualidad de las mujeres jóvenes en el contexto español , encargado por el Instituto de las Mujeres con encuestas a 1.516 jóvenes de entre 18 y 25 años, arroja cifras escalofriantes: el 20% de las jóvenes se declara bisexual y casi el 60% ha mantenido relaciones sexuales sin ganas. La confusión es máxima.

 

Según los datos del trabajo, el 18,5% de las jóvenes de entre 18 y 25 años se declara bisexual y un 2,8%, homosexual. Un 2,2%, por su parte, asegura que es asexual, según reporta el diario La Vanguardia.

 

La gran mayoría de la muestra encuestada se declara bastante o muy feminista (76%). Además, más de la mitad de las mujeres (57,7%) afirma haber tenido sexo con otra persona sin deseo sexual y la justificación que dan es que, ante la presión por parte de la pareja, “hacen el sacrificio” o sencillamente lo hacen “por complacer”.

 

El estudio, lejos de ser un estudio con un enfoque conservador, se alinea con los postulados de la libre sexualidad y la sociedad relativista. En ese sentido, en el apartado cualitativo, el estudio afirma que varias de las participantes reconocen que no ha sido hasta después de haber mantenido relaciones sexuales que no han conocido de primera mano la masturbación, “lo que resulta bastante indicativo de su carácter censurado”, señala este trabajo.

 

Las jóvenes encuestadas critican la pornografía, como “escaparate ficticio de las relaciones sexuales basadas eminentemente en la satisfacción del deseo masculino” y condenan “las dinámicas de hipersexualización y objetivación sexual a las que con frecuencia son sometidas las mujeres”.

 

Según se extrae de la muestra, la edad media de inicio en el consumo de pornografía es de 15,5 años (un 21,9% visualizó sus primeros vídeos pornográficos antes de los 14). “El porno online se convierte, así, en un espacio de socialización y ‘escuela sexual’”, indica este trabajo del Instituto de Mujeres. Este hecho resulta alarmante, ya que en la pornografía se difunden roles de violencia sexual, pederastia, vanalización de la sexualidad e instrumentalización de la mujer.

 

Las jóvenes reconocen que tienen escasa formación en educación sexual y afectiva (un 34% no la ha recibido nunca en el colegio) por lo que recurren a las amigas y a internet para solventar sus dudas. Una de las consecuencias de la ideología de género.

 

En lo que sí coinciden casi todas es que tienen miedo a ser agredidas sexualmente: consideran la violencia sexual como un problema muy grave. No es para menos: el 68% dice haber sufrido comentarios sexistas en espacios públicos (más allá del piropo); el 36%, tocamientos no deseados; el 46% ha recibido mensajes sexuales no requeridos; y el 9%, intentos de violación o violación. Todo ello apunta el fracaso de las políticas y las leyes de género desarrollada por los gobiernos españoles autodenominados progresistas.

 

 

 

forumlibertas.com