Viernes, 07 Octubre 2022 09:56

La ley trans y la nueva ley del aborto comienzan su tramitación parlamentaria en España

La ley trans y la reforma de la ley aborto han comenzado su tramitación parlamentaria en el Congreso. Ambas leyes cuentan con el apoyo de la mayoría que sostiene al gobierno social-comunista, lo cual garantiza su aprobación en los próximos meses.

 

En cuanto a la reforma del aborto, el Congreso rechazó las enmiendas a la totalidad que PP, Vox y Ciudadanos habían registrado. Igual suerte corrieron las dos enmiendas a la totalidad presentadas por PP y Vox contra le ley trans.

 

Más aborto, menos objeción de conciencia

 

Si se aprueba, como todo parece indicar, la reforma del aborto, las menores a partir de los 16 años no necesitarán el permiso de sus padres para abortar. La nueva ley, además de eliminar el periodo de reflexión antes de abortar, pretende garantizar que todas las mujeres que quieran matar a sus hijos no nacidos según el marco legal, lo podrán hacer en la sanidad pública, que será la de referencia. Las mujeres que lo decidan podrán someterse a esta intervención en el centro hospitalario público más cercano a su domicilio y tendrán derecho a una incapacidad temporal mientras dure su recuperación. La píldora del día después se dispensará de forma gratuita en los centros de salud y deberá estar disponible de forma obligatoria en todas las farmacias.

 

La cuestión de la regulación de la objeción de conciencia del personal sanitario en el sector público y de los profesionales del sector farmacéutico queda ciertamente en el aire.

 

Ley trans

 

El punto más polémico de la futura ley es la autodeterminación de género de las personas trans, es decir, el derecho a modificar el sexo legal en base a la libre voluntad. Actualmente, ya hay en España desde 2007 una ley sobre identidad de género y que permite el cambio en el DNI, pero se impone como requisitos dos años de hormonación y un informe diagnóstico de disforia de género.

 

Si la nueva ley sale adelante, bastará con que un hombre o una mujer se acerquen al registro civil a cambiar su sexo para que le sea concedido. 

 

El texto permite además el cambio de sexo legal a partir de los 12 años en diferentes tramos: a partir de los 16 sin requisitos, entre los 14 y 16 con autorización de sus representantes legales, y entre los 12 y 14 mediante autorización judicial. 

 

PP y Vox se oponen a la nueva ley. Con una camiseta que rezaba «biology is real» (la biología es real), la diputada de Vox Carla Toscano calificó la norma de «labor de ingeniería social» que «fomenta la transexualidad». «Hoy es el día de gritar los niños tienen pene y las niñas vagina, la biología es real, el sexo es binario y la ideología de género es un cáncer», afirmó.

 

El PP, por su parte, ha centrado su discurso en criticar especialmente el tratamiento de los menores que hace el proyecto y ha reivindicado el papel «de los padres y profesionales» que, según la diputada María Jesús Moro, «se deja de lado». Moro preguntó:

 

«¿A ustedes les parece un avance que convirtamos el Registro Civil en una oficina de recepción de deseos y arrepentimientos? No es como ir a cambiar el modelo de consola, es muy serio».

 

La ley trans ha contado en los meses pasados con el rechazo de sectores feministas e incluso personalidades del PSOE como la anterior vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, que finalmente perdió la batalla contra Irene Montero, Ministra de Igualdad.

 

 

infocatolica.com