Domingo, 27 Noviembre 2022 12:15

Arquitecta del Consenso de Ginebra hace advertencia ante “agendas radicales” progresistas

Valerie Huber, considerada la “arquitecta” del Consenso de Ginebra, documento histórico que rechaza el supuesto “derecho” al aborto, hizo una clara advertencia al mundo ante el avance de “agendas radicales” progresistas.

 

En declaraciones a ACI Prensa durante su reciente participación en la primera Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) de México, Huber dijo que “hay un punto de inflexión aquí en América Latina, y ese punto de inflexión puede ser en la dirección positiva o negativa”.

 

“Obviamente estamos leyendo sobre la ola aquí en América Latina y la liberalización del aborto, pero quiero decirles que, casi sin excepción, solo están teniendo éxito debido a las presiones sobre los gobiernos y la deshonestidad hacia el individuo”, dijo.

 

“Quiero alentar a aquellos que están a favor de la vida y de la familia, esos son los componentes básicos para la continuación de una civilización y sin ellos nuestras civilizaciones fracasarán”, advirtió.

 

El CPAC se realizó el 18 y 19 de noviembre en Ciudad de México, organizado por el actor y productor católico Eduardo Verástegui, y reunió a importantes líderes de la defensa de la vida, la familia y las libertades.

 

Huber señaló que quienes promueven “estas agendas radicales” pueden decir “que si quieres ser progresista, si quieres ser democrático, necesitas cambiar tu forma de pensar sobre estos temas. Yo diría que eso no es cierto en absoluto”.

 

“Si quieres preservar tu país, si quieres preservar a tu familia, si quieres preservar la dignidad de cada persona en tu país, no flaquees en tu coraje moral para defender la vida y la familia”, alentó.

 

El Consenso de Ginebra es una declaración impulsada desde el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) en 2020, durante el gobierno de Donald Trump.

 

Bajo la gestión de Huber, el Consenso de Ginebra reunió las firmas de más de 30 países.

 

El texto del documento recuerda que “no existe un derecho internacional al aborto, ni recae sobre los Estados una obligación internacional de financiar o facilitar los abortos”.

 

Además, se compromete con garantizar “a las mujeres el pleno goce de los derechos humanos y la igualdad de oportunidades en todos los niveles de la vida política, económica y pública”.

 

El Consenso de Ginebra asegura también que “la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.

 

Tras el ingreso de Joe Biden al gobierno de Estados Unidos, ese país se retiró del Consenso de Ginebra. Colombia tomó una medida similar tras el acceso al poder de Gustavo Petro.

 

Actualmente, Valerie Huber preside The Institute for Women's Health (El Instituto para la Salud de la Mujer), una institución que, de la mano de organizaciones ya existentes en varios países, busca “promover la salud y el bienestar más altos posibles para las mujeres en todas las etapas de sus vidas”.

 

Huber dijo a ACI Prensa que la organización que encabeza “busca despejar el camino para que las mujeres y las niñas tengan una mejor salud en todo el mundo en cada etapa de la vida”.

 

Mientras que algunas organizaciones se enfocan “solo en los años reproductivos” de las mujeres, explicó, “nuestro instituto cree que es muy importante pensar en la mujer en la totalidad de su vida durante los primeros 1000 días hasta que dé su último aliento”.

 

“Y trabajamos de esa manera de afirmar la dignidad y el valor de cada persona”, precisó.

 

Actualmente, su instituto trabaja con cerca de 150 organizaciones no gubernamentales (ONGs) en todo el mundo, incluidos países como México y Guatemala.

 

Huber destacó que desde las organizaciones provida y pro familia se deben promover “mensajes que afirman la vida, pero también muestren el valor de esa madre que está luchando”.

 

“Creo que debemos demostrar que no solo nos preocupamos por ese niño por nacer”, dijo, sino que también en “las circunstancias” que afronta la mujer.

 

“Porque si salvamos a un niño, eso ciertamente vale la pena nuestros esfuerzos. Pero si podemos llegar a los temas centrales, que contribuyen a que las mujeres busquen abortar o sean presionadas para abortar, eso salvará muchas más vidas que una a la vez”, destacó.

 

“Así que creo que necesitamos tener un esfuerzo de varios frentes”, señaló.

 

Uno de estos, dijo, es el de reunirse "con cada mujer individualmente donde se encuentre”.

 

El otro, indicó, es que "como país y como estado debemos pensar cuáles son los factores que contribuyen a esto y abordarlos de manera muy significativa, porque eso realmente va a la fuente”.

 

 

aciprensa.com