Martes, 24 Enero 2023 09:41

Los ginecólogos alertan del utópico aborto seguro: la píldora, 4 veces más peligrosa que la cirugía

Que las grandes entidades y administraciones autoerigidas como feministas son los mayores enemigos de la mujer es una verdad cada vez más difícil de ocultar. Especialmente después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) haya hecho públia la liberalización del aborto químico permitiendo la venta de mifepristona en farmacias. Lo hace sin necesidad de consulta previa... y sin tener en cuenta los riesgos para la mujer

 

El mifeprex no es únicamente un componente imprescindible para llevar a cabo el aborto químico -concretamente, se encarga de bloquear la progesterona y dar muerte al bebé en el útero-. También se lleva por delante la vida de no pocas mujeres que lo usan.

 

Según MedlinePlus el "sangrado intenso o mortal" es uno de los efectos contemplados tras su consumo, así como otras "infecciones graves o mortales".

 

A día de hoy, Donna Harrison es una de las voces más autorizadas al respecto. Además de médico especializada en obstetricia y ginecología y profesora en la Trinity International University, ha dedicado su carrera a investigar en torno a la mortalidad materna relacionada al aborto con mifeprex.

 

Como directora de la Asociación Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos Pro-Vida -la organización de médicos provida más extendida por todo el mundo-, Harrison se ha pronunciado recientemente en torno a la medida hecha pública por la FDA el pasado 3 de enero.

 

Una "poderosa antihormona"  de consecuencias desconocidas

 

En declaraciones al programa Faithwire de la cadena CBN, se refirió a la píldora abortiva como una "poderosa antihormona" que impide que el cuerpo de la mujer continúe con el embarazo.

 

"Bloquea la hormona que permite que el cuerpo de una mujer continúe con el embarazo, y cuando esa hormona está bloqueada, entonces la mujer no puede alimentar al bebé. La hormona tiene efectos en todo el cuerpo, en su cerebro, en sus senos, y no tenemos idea de las consecuencias a largo plazo de esta poderosa antihormona, especialmente en adolescentes", advirtió.

 

La medida, confirmó Harrison, pone en serio riesgo la  vida de la madre al consumirla y acaba con la del hijo en la práctica totalidad de las mismas. Especialmente al suprimir las visitas presenciales a doctores y médicos especializados y sustituirlas por teleconsultas médicas a través de ordenadores.

 

Un sistema que elimina "importantes  salvaguardas que protegían a las mujeres embarazadas", según Harrison, ya que no es posible saber o confirmar "quién está tras la pantalla" o si quiera si la mujer que solicita los medicamentos es la misma que va a recibirlos. "Se da un enorme potencial para los abusos", cuestiona la especialista.

 

Los efectos: hemorragias "masivas", infecciones...

 

Pero hay más. Concluido el efecto de la mifepristona comenzaría el del misoprostol, que hace que concluya el embarazo acompañado de "hemorragias masivas",  similares a las que podrían verse "en un accidente de coche importante".

 

Entre otros riesgos de aborto químico, la especialista advierte también de un aumento del riesgo de infecciones potencialmente mortales al deprimir el Mifeprex el sistema inmunitario de la mujer.

 

Unos abusos que en no pocos casos pueden suponer la muerte. Y Harrison es testigo de ello. Especialmente en el caso de los embarazos ectópicos, es decir, en los que los óvulos fecundados se implantan fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio.

 

Sin un examen [presencial], "no se puede saber si una mujer tiene un embarazo ectópico, a los que la píldora no afecta", alerta.

 

... E incluso la muerte: "Nunca es seguro"

 

Según sus cálculos, una de cada 50 mujeres sufre uno de estos embarazos que, de no ser tratados, pueden provocar estas hemorragias, desgarros, infecciones e incluso la muerte.

 

Por eso, advirtió, una mujer que toma la píldora abortiva sin saber que tiene esta afección podría pensar que su dolor y sangrado son los efectos secundarios normales de los que le avisaron al acceder a la mifepristona.

 

"He revisado personalmente los informes de efectos adversos que se han presentado a la FDA y hay varias mujeres que ya han muerto por un embarazo ectópico roto no reconocido", asegura. A los ya mencionados como las hemorragias o la propia muerte, Harrison añade incluso la posibilidad de retención de restos fetales.

 

Destaca, además, que el medicamento "nunca es seguro" y que "las probabilidades de necesitar una intervención quirúrgica tras su uso aumentan a medida que avanza el periodo de gestación". Y con este incremento, explicó, también lo hacen las posibilidades de sufrir una de estas hemorragias.

 

Se niegan a ver las consecuencias 

 

"Una placenta crece a medida que el bebé crece, por lo que hay más vasos sanguíneos del cuerpo de la madre" que estarán expuestos a este peligro, afirmó.

 

Durante su intervención en Faithwire, Harrison mostró su preocupación ante lobbys y personas que están "tan ciegamente comprometidas con el aborto" que "se niegan a ver los efectos reales de este medicamento".

 

"Tenemos muchos estudios que muestran cómo los abortos químicos son al menos cuatro veces más peligrosos que hacer uno quirúrgico. Cuando estás ciegamente comprometido con algo y te niegas a contemplar la ciencia, eres capaz de todo tipo de cosas que sin ningún sentido médico".

 

 

religionenlibertad.com