Viernes, 17 Marzo 2023 13:08

5 datos que debes saber sobre el acompañamiento espiritual y cómo hacerlo

Un precioso instrumento en el camino de fe es sin duda el acompañamiento espiritual, en el que un católico puede acudir a un sacerdote o persona experimentada a fin de encontrar una guía interior, recibiendo orientación sobre sus logros y dificultades espirituales. 

 

Aquí te presentamos 5 datos que debes saber sobre este servicio.

 

Es proceso de diálogo

 

El psicólogo católico Diego Oga Miranda, magíster en acompañamiento espiritual por la Universidad de Comillas (España), señaló que este tipo de asesoría es un proceso de maduración con base en el diálogo.

 

“A través de este diálogo el objetivo principal es que la persona acompañada aprenda a escuchar la voz de Dios... Como su nombre lo dice, lo que se realiza es acompañar un proceso, no dirigir, ni influir”, describió.

 

Es constante

 

 

Quien decide dejarse acompañar lo primero que debe tener presente es que no se trata de un pasatiempo. Junto al acompañante se establece un tiempo de duración, una periodicidad y una metodología.

 

Por ello, el psicólogo Oga enfatizó en no confundir lo que aquí se realiza con un diálogo pastoral, una psicoterapia o una confesión.

 

Su importancia para los jóvenes

 

Para el especialista, quien desarrolla un apostolado juvenil y vocacional en Costa Rica por más de 15 años, el acompañamiento espiritual es pieza clave para los jóvenes, porque están más expuestos a distracciones y toman decisiones importantes.

 

“En este proceso de opción y maduración es bueno que el joven pueda contar con alguien que lo acompañe, que lo instruya, que lo aliente y que sirva como una instancia de verificación externa”, destacó.

 

¿Qué hacer mientras se consigue? 

 

Encontrar un consejero espiritual es algo serio y difícil, porque esa persona debe tener una buena formación y tiempo para poder guiar a otro. Además, debe estar dotado de  una afectividad sana y de recta intención. Es quien aconsejará en momentos delicados de la vida interior.

 

Por ello, mientras se encuentra a esta persona, Diego Oga recomienda recurrir a buenas lecturas formativas. Además, hay cosas que se podrían avanzar integrando una comunidad de fe. Todo ello debe ir acompañado, por cierto, de una participación frecuente en la Eucaristía, del recurso periódico al sacramento de la Reconciliación y de una vida de oración cotidiana, pilares de la vida cristiana.

 

¿Cómo puedo ser un acompañante espiritual?

 

El Centro Areté ofrece un diplomado virtual titulado “Acompañamiento Espiritual y Reconciliación Personal”.

 

De acuerdo a la organización, en el curso se profundiza sobre los pilares y herramientas para el acompañamiento espiritual, así como sobre los pasos en el proceso de la propia reconciliación. 

 

Areté es un Centro de Desarrollo Integral de la persona creado en el 2012 en Medellín (Colombia) con el objetivo de desarrollar una psicología católica que ayude a las personas a vivir la virtud, desde una existencia reconciliada y saludable.

 

Los interesados pueden inscribirse en centroarete.org

 

 

 

aciprensa.com