Miércoles, 09 Abril 2014 09:31

Sesenta diputados argentinos proponen un proyecto de ley abortista

SE BASAN EN LAS HABITUALES MENTIRAS DEL LOBBY ABORTISTA

Diputados argentinos de diferentes partidos presentarán hoy un proyecto de Ley abortista, elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Para justificar esa ley infame, acuden a las típicas mentiras sobre el número de abortos clandestinos y el muertes de mujeres por abortar sin garantías médicas suficientes.

 

(Minutouno/InfoCatólica) Según explicaron las autoras de la iniciativa «en la Argentina se calcula que abortan clandestinamente más de 500.000 mujeres al año (sic)», -dato que no se creen ni ellos-, «lo que demuestra que la penalización de esta práctica resulta inútil. Por lo que sostenemos que el debate sobre la despenalización y legalización del aborto resulta fundamental y urgente».

«El aborto clandestino es un problema de salud pública por ser la primera causa de muertes maternas», -lo cual tampoco es cierto-, «es un reclamo de justicia social ya que las principales víctimas son las mujeres pobres y de respeto», señalaron a través de un comunicado de prensa.

Pretenden que matar no nacidos en un derecho

 

Para las impulsoras de la iniciativa, «este proyecto se inscribe en el reconocimiento de pactos y convenciones de derechos humanos y sus protocolos facultativos, que nuestro país adhiere, para garantizar el derecho a la vida, a la igualdad y no discriminación, a la intimidad y a la autonomía reproductiva, a la libertad de conciencia y religión, entre otros».

Cuentan con el apoyo del lobby abortista

 

«A lo largo de nueve años, desde que se conformó la Campaña Nacional, hemos logrado romper el silencio en la opinión pública y darle mayor visibilidad a la problemática del aborto clandestino», precisaron. Y agregaron que «hoy contamos con la participación de organismos de DDHH, universidades, sindicatos, organizaciones de mujeres de distintas experiencias políticas y activistas, grupos de artistas, entre otros, en una campaña con más de 300 organizaciones, y el debate por la legalización del aborto está instalado en la sociedad civil». Es decir, cuentan con el apoyo del lobby abortista.

«Consideramos fundamental que desde la Cámara de Diputados se debata esta iniciativa que implica velar por políticas públicas de salud que garanticen los derechos de las mujeres, y dejen de ignorar el reclamo que desde hace años la sociedad viene exigiendo».

Bajo la consigna «Aborto legal, una deuda de la democracia: Educación sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar, Aborto legal para no morir», respaldan el proyecto los siguientes legisladores:

los oficialistas Adela Zegarra, Juliana Di Tullio, Diana Conti, Adriana Puiggros, Araceli Ferreira, Andrea García, Horacio Pietragalla Corti, Mónica Gutiérrez, Héctor Recalde, Jorge Rivas, Gloria Bidegain, María del Carmen Bianchi, Edgardo Depetri, Silvia Scotto, Leonardo Grosso y Mario Oporto. Gastón Harispe, Remo Carlotto, Liliana Ríos, Verónica Magario, Ana Gaillard, María Eugenia Zamarreño, Liliana Mazure, Hernán Avoscán, Josué Gagliardi, Jorge Barreto, Gladys Soto y Mara Brawer, también del FPV;

y los aliados Carlos Raimundi, Carlos Heller y Juan Carlos Junio, de Nuevo Encuentro.

Por la UCR suscriben la iniciativa Manuel Garrido, Miguel Bazze, Eduardo Santín, Fabián Rogel y Enrique Vaquié;

por el socialismo lo firman Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani, Omar Barchetta, Elida Rasino, Ricardo Cuccovillo, Gabriela Troiano y Roy Cortina;

y por Unidad Popular lo hacen Claudio Lozano, Víctor De Gennaro y Antonio Riestra.

Desde el GEN firman Margarita Stolbizer, Virginia Linares y Fabián Peralta;

por el Frente de Izquierda Nicolás del Caño, Néstor Pitrola y Pablo López;

por el Frente por la Inclusión Social Ramona Pucheta; por el Pro Laura Alonso;

por Libres del Sur Victoria Donda;

por Proyecto Sur Alcira Argumedo;

y por el frente UNEN Carla Carrizo.


 

El siguiente es un mensaje dado en Ohio, EE.UU. Jesús y la Santísima Virgen no dejan de insistir, en muchos países del mundo, sobre el crimen y la abominación del aborto. 

5 de Octubre del 2000 www.amorsanto.com

Mensaje Mensual para Toda la Gente y Todas las Naciones
(Este mensaje se dio por partes.)

Jesús y la Santísima Virgen están aquí.  Nuestra Señora dice:  "Alabado sea Jesús."

Jesús dice:  "Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  El día de hoy vengo para dirigirme a cada uno de ustedes, pues a cada uno lo he llamado desde el vientre materno para ser apóstoles del Amor Santo.  Cada parte hace un entero.  Por eso, tengan en sus corazones la firme convicción de que ustedes, como apóstol del amor, enfrentan una seria responsabilidad.  No sólo heredaron una ciudadanía en el Cielo por mérito de Mi Preciosa Sangre, ustedes también son ciudadanos de este país en este momento presente.  Como tales, tienen una responsabilidad cívica que debe coincidir con su apostolado de Amor Santo."

"Nadie puede decir que es Mi amigo si vota a favor del grave pecado del aborto.  Por lo tanto, cuando voten, instrúyanse sobre a quién le están dando poder.  Las líneas de batalla han sido delineadas y las elecciones se han clarificado.  Satanás busca la destrucción de su país y quiere que elijan a sus candidatos que perpetuarían el aborto."

"Solemnemente Yo les digo:  la copa de Mi Justicia ya se derrama por las elecciones que se han hecho.  Lo único que detiene el brazo de la justificación es el Doloroso Corazón Inmaculado de Mi Madre.  Por lo tanto, como Mis apóstoles, no permitan que continúe la abominación del abortoAsegúrense de que su valioso voto vaya contra el reino de Satanás, y a favor de la vida;  pues Yo les digo:  sus votos no sólo se emiten en la tierra, sino en Mi Corazón, en el Juicio final de su eternidad."

"Por favor, comprendan que muchas naciones han perdido el poder porque el alma de la nación se volvió decadente.  Su país ya está perdiendo importancia militarmente.  Esto continuará y se extenderá al sistema económico si el mal no es revertido en esta elección que está próxima.  Por lo tanto, que su deber sea rezar para que se haga la Voluntad de Dios en esta elección."

"Les extendemos la Bendición de Nuestros Corazones Unidos.”