Imprimir esta página
Viernes, 06 Abril 2012 11:15

Euforia en Uruguay, su economía califica ahora igual que Brasil

La agencia Standard & Poor’s elevó la nota de la deuda a grado de inversión, nivel que comparte con brasileños, chilenos o peruanos. El gobierno dijo que esto mejora su posición comercial y lo distingue en una región con países en dificultades.

Informe Guillermo Pellegrino Montevideo. Afp, Efe, Dpa Y clarin - 05/04/12

La decisión de la calificadora Standard and Poor’s de elevar la nota de la deuda externa uruguaya y así permitirle al país recuperar el grado de inversión causó euforia entre los funcionarios y entusiasmo en los sectores económicos del vecino país. Los analistas remarcaron que cayó en un momento clave, ya que esto mejora la posición comercial de Uruguay en la región y le permite al presidente José Mujica mostrar una posición mucho más sólida en la reunión que mantendrá hoy con su par de Brasil, Dilma Rousseff.

Con esta medida de S&P, que seguramente será respaldada por las otras dos calificadoras líderes , Uruguay que crece 5% anual, comparte ahora esa categoría en Latinoamérica con Brasil, la mayor economía sudamericana. También cuenta con ese nivel Chile, Perú, Colombia, México, Panamá y Costa Rica.

En diálogo con el diario El País , el vicepresidente Danilo Astori sostuvo que “ esto a Uruguay le hace bien porque lo vuelve a poner como noticia en el mundo ”. Además, señaló que para la “atracción de inversión es muy importante”. El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, dijo que esta decisión de la calificadora tiene varias dimensiones: “La primera es que se amplía la base de posibles inversores que están dispuestos a invertir en Uruguay tanto en papeles públicos, en títulos, como en lo que se refiere a otro tipo de inversiones de riesgo. En segundo lugar, en un escenario de crisis, de incertidumbre, donde hay importantes países con dificultades fiscales y financieras , esto es algo que ayuda a distinguirnos en caso de que los mercados comiencen a penalizar y distinguir entre los países según su calificación crediticia’’.

Uruguay había perdido el grado inversor en 2002, durante el gobierno conservador de Jorge Luis Batlle. Fue el período de mayor crisis financiera de su historia, que llevó en agosto de ese año a la quiebra de cuatro bancos privados y luego a una cesación de pagos que obligó a realizar un canje de deuda.

Paradójicamente l o recupera ahora con un presidente de izquierda , que participó en la lucha armada como dirigente de la agrupación guerrillera Tupamaros, pero que maneja la economía con gran pragmatismo y habilidad .

Esto, justamente, es utilizado por Standard and Poor’s como argumento para subir la nota uruguaya de “BB” a BBB” . “ El correcto manejo de la economía de Uruguay permitió una mejora del posicionamiento externo del país , disminuyendo la vulnerabilidad ante situaciones externas adversas”, puntualiza el informe de la calificadora. Agrega que confía en que “el sistema político y las instituciones uruguayas podrán continuar brindando soporte a la política económica para sobrellevar futuras dificultades”.

“Nos guste o no nos guste las calificadoras son las que dicen las categorías de los países y orientan a los inversores”, explicó el economista Alvaro García, que sucedió a Astori en el ministerio en 2008 y ocupó el cargo hasta el 2010. Destacó que “es una excelente noticia y un merecimiento ” para el país. “Uruguay necesita seguir aumentando la inversión extranjera fundamentalmente en “infraestructura, en lo productivo y en recursos humanos”, insistió.

Para el presidente del Banco Central, Mario Bergara, la medida de S&P “a bre una gama de inversores institucionales ” en deuda uruguaya como “fondos de pensión estadounidenses y europeos”, y que además permite estar en el “grupo de países mejor comportados”, que es “un sello que está bueno tener”.

Este reconocimiento internacional para Uruguay va de la mano de algunos sostenidos indicadores sociales y económicos que muestran los cambios logrados en los últimos años.

El índice de pobreza bajó 4,9 puntos porcentuales en 2011 y a finales de 2011 se ubicó en el 13,7 %, según cifras oficiales difundidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la pasada semana. La indigencia, por su parte, se redujo 0,6 puntos porcentuales y pasó de 1,1 % de la población en 2010 a 0,5 % al finalizar el año pasado. La inflación está en algo superior al 7 % anual, el desempleo promedio en el 6 % y el riesgo país quedó en 171 puntos básicos.