Miércoles, 04 Junio 2014 06:05

Fuera de occidente se comienzan a preocupar por el derrumbe de la natalidad mundial

Rusia, Japón y ahora Irán decididos a promover la fecundidad.

 
Uno de los retos principales a que se enfrentará la humanidad en las próximas décadas son las consecuencias de la caída de las tasas de natalidad. Y curiosamente, uno de los países más preocupados por esto es el islámico y ortodoxo Irán.

 

La tasa de natalidad de Irán ha caído desde 6,4 en 1986 a un mínimo de 1,8, enfrentándose a una posible debilidad en la región.

Rusia también ha comenzado a caminar en este mismo sentido y Japón ha hechos algunos intentos también.

LA PREOCUPACIÓN DE IRÁN

 

Una vez que la fertilidad comienza a caer, no deja de caer a niveles que antes parecían inconcebibles. La tasa de natalidad de reemplazo es de 2,1 hijos por mujer. Pero en Corea del Sur, partes de España y Rusia ha caído por debajo de 1,3. A ese ritmo, la población comienza a disminuir con bastante rapidez. Una pequeña población podría tener grandes consecuencias políticas y sobre todo, el envejecimiento de la población será letal para los sistemas de pensiones y de salud.

Esto preocupa a los líderes de Irán. La tasa de natalidad en Irán ha caído más rápidamente que en cualquier otra parte del mundo – desde 6,4 en 1986 a un mínimo corriente de 1,8. Cuando ven en su bola de cristal, ven una nación débil y despoblada.

En 2030 Irán tendrá el menor porcentaje de población de 15-24 años en el mundo musulmán.

El líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, recientemente dio a conocer un plan de 14 puntos para revertir décadas de propaganda para familias pequeñas y doblar la población de su país a 150 millones.

Sus propuestas incluyen: aumentar la tasa de natalidad a más de 2.3; reducción de la edad para contraer matrimonio; un estilo de vida islámico iraní y oponerse a los aspectos indeseables de la forma de vida occidental; y proporcionar tratamiento para la infertilidad masculina y femenina.

Jamenei ha dicho:

“Si nos movemos hacia adelante como estamos, vamos a ser un país de personas de edad avanzada en un futuro no muy lejano. ¿Por qué algunas parejas prefieren tener uno o dos hijos? ¿Por qué las parejas evitan tener hijos? Las razones deben ser estudiadas… Fue una imitación de la vida occidental que heredamos”.  

Ya se está preparando un proyecto de ley para prohibir los abortos y esterilizaciones. El apoyo gubernamental a la planificación familiar y los anticonceptivos ya ha sido discontinuado. Un programa que ofrece vasectomías gratuitas tambiénse ha terminado.

Para los occidentales, es una novedad que un país trate de imponer políticas pro-natales, debido a problemas de geopolítica.

Y también es una novedad para los bioéticos, porque hoy en día la mayoría de la bioética se ocupa de cuestiones relativas a tener menos hijos. ¿Qué sucede cuando las mujeres son presionadas para tener más hijos? ¿A qué dilemas los bioéticos se enfrentarán entonces?

 LAS 14 MEDIDAS DE JAMENEI

 

Estas son las 14 medidas decididas:

1) Aumento de la tasa de fertilidad por encima del nivel de reemplazo, a 2,3 nacimientos por mujer.

2) Eliminar las barreras al matrimonio, reducir la edad del matrimonio, y apoyar a las parejas jóvenes. Los altos precios de la propiedad han sido un factor que llevó a muchos iraníes de clase media a posponer el matrimonio.

3) Proporcionar instalaciones adecuadas para las madres durante el embarazo,  cobertura del seguro para el parto y tratamiento de la infertilidad masculina y femenina.

4) Reformar los planes de estudio de educación pública para enfatizar la importancia de la familia.

5) Promover e institucionalizar un estilo de vida islámico iraní y oponerse a los aspectos indeseables de la forma de vida occidental.

6) Facilitar el acceso a las opciones de alimentos y vida saludables, así como prevenir los males sociales como la adicción y la contaminación.

7) Cuidar de las personas mayores.

8) Asegúrese de que el sistema educativo está equipando a la población con habilidades útiles en el mercado.

9) Distribuir adecuadamente el espacio para aliviar la presión sobre la población.

10) Ley para retener y atraer a la población en los pueblos y las fronteras.

11) Gestión de la inmigración hacia y desde Irán.

12) Alentar a los iraníes fuera del país para estar presentes e invertir y utilizar sus capacidades y habilidades.

13) Fortalecer la identidad nacional y fortalecer la unidad, sobre todo entre las personas que viven a lo largo de las fronteras y fuera del país.

14) Controlar constantemente la política de población de Irán.

La mayoría de los puntos mezclan la población con la geopolítica, y parecen positivos. Sin embargo, es difícil saber hasta qué punto la cultura de baja tasa de natalidad está arraigada en Irán, ya que una cultura de uno o sin niños es un problema real en Japón y muchos otros países. Será especialmente difícil de implementar dicha cultura en Irán en caso de que los puestos de trabajo sigan siendo difíciles de encontrar para los jóvenes.

¿Habrá más países que empezarán  a elaborar planes integrales como el anterior?

Será interesante ver si estas reformas marcan una diferencia en Irán.

 

Fuentes: Bioedge, Signos de estos Tiempos  03-06-2014