Viernes, 06 Junio 2014 10:11

España, a pesar de tener enormes problemas demográficos castiga, fiscalmente a las familias de 3 o más hijos

España, uno de los países con más problemas demográficos castiga fiscalmente a las familias numerosas

España discrimina fiscalmente a las familias con hijos, según denuncia la Federación Española de Familias Numerosas, que recuerda que “hemos visto repetidas subidas del IVA y un trato fiscal a las familias con hijos tremendamente injusto en relación a lo que aportan y lo que reciben a cambio”

Las familias numerosas, las que más aportan a las arcas públicas y las que peor trato fiscal reciben

Juan Francisco Jiménez Jacinto

La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) ha pedido al Gobierno que aproveche la Reforma del IRPF para acabar con la discriminación fiscal que sufren en España las familias con hijos, que han tenido que enfrentarse a la crisis económica sometidas a una fuerte presión de impuestos directos e indirectos.

La FEFN recuerda al Gobierno que en los últimos años las familias han afrontado subidas en bienes de primera necesidad y suministros básicos como la electricidad, en un contexto económico caracterizado por recortes salariales en algunos sectores y una tasa elevada de desempleo, que sigue afectando a millones de hogares.

Junto a ello, la organización recuerda que "hemos visto repetidas subidas del IVA y un trato fiscal a las familias con hijos tremendamente injusto en relación a lo que aportan y lo que reciben a cambio", señala la presidenta de la FEFN, Eva Holgado.

Precisamente hace unos días, un informe realizado por la ONG Oxfam Intermon ponía de manifiesto esta paradoja, al revelar que las familias aportan el 90% de la recaudación total y las empresas sólo el 10% restante.

Para la Federación Española de Familias Numerosas, la reforma fiscal que se aprobará el día 13 es la oportunidad del Ejecutivo para cambiar esta situación y para demostrar de verdad que la familia será el centro de una nueva política fiscal, como lleva semanas anunciando.

En este sentido, la FEFN destaca la necesidad de que haya medidas de protección que sean equitativas, en función del número de hijos, porque el capital humano que aportan las familias, en especial las numerosas, es básico para cualquier sociedad.

"Somos conscientes de que hemos tenido unos años difíciles en los que ha habido que asumir recortes en algunas áreas para poder lograr la recuperación económica y superar esta larga crisis, pero no se puede seguir apretando a las familias por diversos frentes, cuando son las que más contribuyen a dinamizar la economía; son las que más consumen y las que pueden aportar capital humano y conseguir el relevo de población que es imprescindible a medio plazo para garantizar el mantenimiento de nuestro sistema de bienestar", explica Eva Holgado.

La FEFN, que en el mes de enero se reunió con el ministro Montoro para hacerle llegar la realidad y necesidades de las familias numerosas en materia fiscal, pide en concreto un incremento de los mínimos personales y familiares y una vuelta al sistema de deducción en la base imponible, reforzando así el concepto de "renta disponible" como criterio mucho más justo para valorar la capacidad económica de un contribuyente y la tributación que le corresponde de acuerdo a sus cargas familiares.

El ministro mostró una disposición favorable a estas demandas, que, según comentó en aquel momento, podrían introducirse progresivamente, en función de las posibilidades presupuestarias.

La crisis demográfica española

Las políticas económicas que perjudican a las familias precisamente las han hecho sucesivamente gobiernos que representan a un país con una de las peores tasas de natalidad del mundo y que vive sumido en una grave crisis demográfica.

Un reportaje del diario El País del 3 de mayo explicaba que España envejece mientras pierde población a un ritmo que rompe estadísticas en un contexto de aguda crisis económica. Según el diario, en tres años habrá más fallecimientos que nacimientos (lo cual solo ha sucedido en la Guerra Civil y la pandemia de gripe de 1918).

No es este el único hito demográfico sobre el que ha advertido el Instituto Nacional de Estadística (INE). El avance del padrón a fecha de enero de 2014 muestra la mayor caída de población extranjera en un año: 545.980 (el 9,9%).

En parte por quienes han adquirido la nacionalidad española, pero sobre todo por los que se han visto obligados a marchar por la crisis, una tendencia que ha marcado el retroceso de población de los últimos dos años, que la ha dejado en 46,7 millones. Y que, según los últimos cálculos estadísticos del INE a largo plazo, apuntan a una pérdida de 4,6 millones hasta 2051 para caer por debajo de los 42 millones de habitantes.

 

 

forumlibertas.com  06-06-2014