Miércoles, 18 Junio 2014 11:30

Human Life International asegura que es un «engaño absoluto» que la Fundación Bill y Melinda Gates no financie el aborto

SIGUE FINANCIADO A PLANNED PARENTHOOD Y MARIE STOPES INT.

Afirmar que la multimillonaria Fundación Bill y Melinda Gates no financia el aborto es un «engaño absoluto».

Así lo asegurael P. Shenan J. Boquet, presidente de Human Life International, tras las noticias de que indicaban lo contario, a raíz de la carta de dicha fundación, fechada el 2 de junio pasado, en la que los Gates afirman mantenerse al margen de la discusión del aborto, por lo menos desde 2010.

Desde Human Life se recuerda que los Gates siguen donando cantidades ingentes de dinero a grupos pro-abortistas.

Ver también

(Noticias globales/InfoCatólica) «La afirmación de Melinda Gates, que la Fundación Gates ha decidido no financiar el aborto no debe ser aclamada como una buena noticia por los pro-vida, porque es un engaño absoluto», dijo el P. Boquet en un comunicado de prensa.

Boquet sostiene que la pretensión de no financiar el aborto está en contradicción con las decenas de millones de dólares que la organización reparte a los grupos pro-aborto, incluyendo varios afiliados aPlanned Parenthood de todo el mundo y Marie Stopes International.

La fundación también tiene una estrecha asociación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), que ayuda con la política de un solo hijo en China.

Si bien la Sra. Gates afirma que la política de la Fundación sólo se centró, desde 2010, en los anticonceptivos, no tiene en cuenta que estos pseudo medicamentos y dispositivos, tienen potencial para causar abortos en las primeras etapas del embarazo, dice el P. Boquet en su comunicado.

«En muchos casos, la concepción se produce aún cuando se utilizan estos métodos, y la nueva vida es destruida», continúa el presidente de Human Life

La cuestión de la financiación del aborto no es nueva. La Fundación dio ocho millones de dólares a Family Care International en el año 2000. Family Care se describe a sí misma como una asociación que »trata una serie de cuestiones urgentes de salud, incluida la salud materna, la salud sexual y reproductiva de los adolescentes, la planificación familiar, el aborto inseguro y la violencia contra las mujeres.

Todas estas palabras son eufemismos para no hablar de aborto.

Anticoncepción o aborto

 

A la vez, si Melinda Gates y la Fundación Gates no procuran el aborto, cabría preguntarse ¿qué hacía Melinda en la Conferencia Women Deliver, la «cumbre abortista»; o tomando parte de iniciativas de «vacunación anticonceptiva», un modo eufemístico de referirse al aborto temprano; o haciendo inversiones en el abortivo inyectable Depo-Provera?, y esto sólo a modo de ejemplo.

El Magisterio

 

Por otro lado, debemos recordar las palabras de San Juan Pablo II en la encíclicaEvangelium vitae, n. 13:

«La anticoncepción y el aborto, desde el punto de vista moral, son males específicamente distintos: la primera contradice la verdad plena del acto sexual como expresión propia del amor conyugal, el segundo destruye la vida de un ser humano; la anticoncepción se opone a la virtud de la castidad matrimonial, el aborto se opone a la virtud de la justicia y viola directamente el precepto divino «no matarás». 

A pesar de su diversa naturaleza y peso moral, muy a menudo están íntimamente relacionados, como frutos de una misma planta [...] 

Lamentablemente, la estrecha conexión que, como mentalidad, existe entre la práctica de la anticoncepción y la del aborto se manifiesta cada vez más y lo demuestra de modo alarmante también la preparación de productos químicos, dispositivos intrauterinos y «vacunas» que, distribuidos con la misma facilidad que los anticonceptivos, actúan en realidad como abortivos en las primerísimas fases de desarrollo de la vida de un nuevo ser humano»

El Papa santo polaco había afirmado años antes:

«resulta insensato querer superar el aborto fomentando la anticoncepción [...] se da pábulo así a la mentalidad que está en el origen del aborto y de la que éste continúa nutriéndose. Por otra parte, no desconoceréis ciertamente que en los métodos más recientes, los límites entre contracepción y aborto son muy difíciles de precisar»

(Juan Pablo II, A los Obispos de Austria en visita ad limina, 19-VI-87).

 

 
 infocatolica.com  18-06-2014

2 comentarios

A pesar de toda la propaganda a favor del aborto, los millonarios que dan el dinero para fomentarlo tienen que ocultar que lo dan. Al final las cosas son como son.
18/06/14 9:35 AM
Comentario de Néstor
Además de que la anticoncepción en general puede tener efectos abortivos, el hecho es que seguramente promueve la "píldora del día después", con el engaño de que el embarazo comienza con la anidación del embrión y no con la fecundación, de modo que no se produciría "interrupción del embarazo", o sea, aborto. 

La misma abortiva píldora del día después, recordemos, que ha sido aprobada por la Conferencia Episcopal Alemana para los hospitales católicos alemanes sin que hasta ahora hayamos tenido novedades al respecto. 

Saludos cordiales.
18/06/14 1:26 PM

 

infocatolica.com  18-06-2014