Jueves, 31 Julio 2014 10:56

Obamacare: La Cámara de Representantes aprueba demandar a Obama por violar la Constitución

La medida se ha aprobado con 225 votos a favor de los legisladores republicanos y 201 votos en contra

  • En el centro de la polémica, el Obamacare y los perversos elementos que encierra la reforma sanitaria del presidente estadounidense
  • Una reforma que este mismo mes era corregida por la Corte Suprema
  • El alto tribunal rechazaba la imposición a las empresas de tener que cubrir la anticoncepción, incluidos abortivos

 

En el centro, la polémica reforma sanitaria del presidente (Obamacare) que impone aborto y anticoncepción, atentando también contra la libertad religiosa. Los republicanos alegan que ha abusado de su autoridad ejecutiva, implementando políticas sin la aprobación del Congreso.

REDACCIÓN HO.-Los republicanos de la Cámara de Representantes han aprobado este miércoles la puesta en marcha de una demanda contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por violar los derechos constitucionales, alegando que ha abusado de su autoridad ejecutiva mediante la implementación de políticas sin la aprobación del Congreso. 

La medida se ha aprobado con 225 votos a favor de los legisladores republicanos frente a 201 votos en contra, a sólo unos meses de las elecciones legislativas, que tendrán lugar el próximo mes de noviembre.

La polémica reforma sanitaria de Obama, eje de la polémica

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, ha explicado que la demanda se centrará en la decisión del mandatario estadounidense de retrasar la aplicación de una ordenanza para la adhesión de empresas a la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, conocida como 'Obamacare', a la que los republicanos se oponen.  

Boehner ya había explicado que "la Constitución deja claro que el trabajo del presidente es ejecutar fielmente la ley". "A mi juicio, el presidente no ha ejecutado fielmente la ley", dijo el líder republicano, que insiste en que la demanda "pretende proteger los derechos del Congreso y no hacer un juicio político contra el presidente".

"Me van a demandar por la adopción de medidas ejecutivas para ayudar a las personas", ha respondido Obama durante un discurso que ha tenido lugar este mismo miércoles en la ciudad de Kansas. "La única razón por la que estoy haciendo esto por mi cuenta es porque ellos no están haciendo nada", ha apostillado.

Lo cierto es que el jefe de Estado ha utilizado cada vez más órdenes ejecutivas para avanzar en su agenda, frente a un Congreso paralizado por las discrepancias entre demócratas y republicanos. En este sentido, el bloque republicano denuncia que las acciones de Obama buscan dar al presidente una "autoridad total" sin tener en cuenta a los votantes estadounidenses y a sus representantes -elegidos democráticamente- en el Congreso.

Y la realidad es también que la polémica reforma sanitaria de Obama (Obamacare) trata de imponer aborto y anticoncepción, atentando también contra la libertad religiosa. Así lo han denunciado no ya desde la oposición política, sino desde la sociedad civil, desde diversas confesiones religiosas y desde el mundo empresarial.

El mismo Boehner levantaba molestias en Obama al advertirle, incluso antes de su reelección presidencial, que los republicanos asumían como principio no negociable el fin de la financiación pública del aborto.

a principios de este mes de julio, la sentencia emitida por la Corte Suprema de la Nación, fallando contra la obligación de cubrir la anticoncepción, incluidos potenciales abortivos, impuesta a las empresas por esta reforma sanitaria de la Administración Obama. 

Una medida, por cierto, que sucedía a otra gran victoria de los defensores del derecho a vivir: tan solo una semana antes el alto tribunal federal sentenciaba por unanimidad revocar la censura a los provida ante los abortoriosTodo, en medio de los gravísimos escándalos que salpican al negocio abortista en EE.UU. (como el de los terribles encubrimientos de violaciones de menores), al que sin embargo el presidente Obama sigue amparando con su mecenazgo al poderoso lobby abortista, el mismo que invirtió 1,7 millones de dólares en apoyar su reelección presidencial (recibiendo a cambio una lluvia de fondos públicos: más de 540 millones sólo en 2013) y que escenificó a lo grande su apoyo al Partido Demócrata en las últimas presidenciales por comprometerse en su Convención Nacional a promover el “derecho” al aborto.

 

 

hazteoir.org  31-07-2014