Jueves, 31 Mayo 2012 23:44

A pesar de la presión de los medios, los norteamericanos votan contra el matrimonio gay el 100% de las veces

 

 

[1]Resistiendo las “andanadas” de los medios de comunicación norteamericanos, impulsando la iniciativa del presidente Obama para permitir el matrimonio homosexual, en los estados en que hubo un referendo popular (fueron 32) en las urnas, en todos ganó el matrimonio natural. Mientras que en los 8 estados en que se permite el matrimonio gay no se hizo referendo, sino que fue una medida administrativa de los jueces, o de la legislatura o del gobernador.

Esto demuestra que la agenda gay está siendo impuesta por el poder político y no que el poder político está respondiendo al cambio de opinión de los ciudadanos.

Encuesta tras encuesta muestra que el apoyo público para el matrimonio del mismo sexo es cada vez mayor en EE.UU., hasta el punto en que ahora es un punto de vista de la mayoría. Sin embargo, en los 32 estados donde se ha hecho un referendo sobre el matrimonio gay en la boleta electoral, los votantes lo han rechazado.

Tal vez la racha puede terminar en noviembre, cuando los estados de Maine, Maryland, Minnesota y el estado de Washington hagan un referendo sobre el matrimonio gay en sus boletas. Ahí veremos si la diferencia se debe a que la mayoría de los estados que votaron en plebiscito en contra del matrimonio gay lo hicieron entre 2004 y 2008 (sólo lo hicieron luego Maine en 2009, y Carolina del Norte en 2012), o se debe a que es un tema de gran intensidad emocional, y una cosa es poner el voto en una urna y otra contestarle a un encuestador, que supone menos compromiso.

Pero por ahora, sigue habiendo una brecha entre los resultados de las encuestas nacionales y la manera en que los estados han votado.

Los 32 estados que han rechazado el matrimonio entre homosexuales en las urnas representan poco más del 60 por ciento de la población de los EE.UU..

Lawrence Jacobs, director ejecutivo del Congreso Mundial de las Familias que celebró su sexta edición en Madrid, recordó durante su presentación a la prensa que el matrimonio natural ganó los referendos con una media de dos tercios de votos en 31 estados y California gano por menos.

Como consecuencia, “allí donde hay leyes de matrimonio del mismo sexo es siempre por imposición de jueces activistas, nunca por voto popular“.

Y añadió: “ustedes en España han vivido algo de esto con el periodo de Zapatero”, refiriéndose al matrimonio gay en España, que se impuso en 2005 sin consenso en el Congreso, en contra del voto del Senado y sin pasar por ninguna consulta popular.

En la web FRC.org hacen un repaso detallado de la situación en EEUU Estado por Estado:

20 Estados han cambiado su constitución para que impida el reconocimiento legal de “matrimonios”, “uniones civiles” o “pactos domésticos” del mismo sexo (al lado, el año de la modificación)

Alabama 2006
Arkansas 2004
Florida 2008
Georgia 2004
Idaho 2006
Kansas 2005
Kentucky 2004
Louisiana 2004
Michigan 2004
Nebraska 2000
Carolina del Norte 2012
Dakota del Norte 2004
Ohio 2004
Oklahoma 2004
Carolina del Sur 2006
Dakota del Sur 2006
Texas 2005
Utah 2004
Virginia 2006
Wisconsin 2006

30 Estados definen en su constitución que el “matrimonio” civil es la unión de un hombre con una mujer. Son los 20 ya mencionados a los que hay que añadir:

Alaska 1998
Arizona 2008
California 2008
Colorado 2006
Mississippi 2004
Missouri 2004
Montana 2004
Nevada 2002
Oregon 2004
Tennessee 2006

En total, son 31 los estados que han cambiado sus constituciones para impedir matrimonios del mismo sexo (los ya comentados junto con Hawaii, que hizo una enmienda en 1998).

¿En cuántos estados votó el pueblo en un referendum y ganó el matrimonio natural? En 32: los que ya hemos comentado y Maine, donde en 2009 se produjo un “veto popular” (por referendum) a la legalización del matrimonio homosexual.

¿En cuántos estados los votantes, implícita o explícitamente han rechazado el matrimonio del mismo sexo? En 33: los 32 que hemos visto a los que hay que añadir Iowa, donde los votantes quitaron a los jueces de la Corte Suprema que habían impuesto matrimonio gay.

De los 50 Estados de EEUU, 42 siguen definiendo el matrimonio como la unión de hombre y mujer. Hay 8 donde se ha establecido legislación para “matrimonio” homosexual, pero en Washington y Maryland aún no tiene efecto esta legislación aunque la hayan aprobado.

El último caso de defensa del matrimonio natural fue el del pasado 8 de mayo en Carolina del Norte: por un 61% contra un 39%, los votantes no solo cambiaron la constitución para que el matrimonio se defina sólo como unión de hombre y mujer, sino que además la enmienda impedía que se legislen uniones o pactos de convivencia, incluso heterosexuales.

Sin embargo, la prensa europea y española, en vez de dedicar ni una sola línea a la votación popular número 32 en la que los votantes se manifestaron contra el matrimonio gay, se ha concentrado en anunciar la postura de Obama a favor del matrimonio gay, como si éste fuera una fuerza inevitable de la historia y una aspiración de la ciudadanía.

Fuentes: P. J. Ginés para Fórum Libertas, Huffington Post, Signos de estos Tiempos

Más noticias relacionadas