Viernes, 07 Noviembre 2014 16:53

El relativismo ético no tiene límite - Usan tejidos de bebés abortados para tratar el parkinson

EL RELATIVISMO ETICO NO TIENE LIMITE ALGUNO.

 

Usan tejidos de bebés abortados para tratar el parkinson.

Por Carlos Álvarez Cozzi (·)

 

Vea este link:

www.bbc.co.uk/news/health-29935449

 

Hace unos meses los medios de prensa difundían la increíble noticia que

en Inglaterra se estaban utilizando fetos abortados como combustible para

calefacción.

 

Ahora el link arriba copiado nos da cuenta que en el mismo Estado se utilizan

tejidos de los cuerpos de fetos abortados para tratar terapéuticamente el

terrible mal de parkinson.

 

Y esto dispara la cuestión bioética de que nunca el fin justifica los medios.

Un ser humano, como un feto, aunque ya esté muerto por efecto del aborto

provocado o espontáneo, nunca puede ser medio sino que siempre es un fin y

merece la dignidad de tal, vivo o fallecido.

 

Se dirá que se trasplantan órganos de seres humanos fallecidos, para que

uno vivo pueda seguir viviendo. Y ello es cierto. Pero muy diferente es extraer

órganos de fallecidos que utilizar tejidos humanos de bebés asesinados por las

inicuas leyes del aborto, que están extendiéndose lamentablemente en muchos países del orbe.

 

Es la manifestación del relativismo ético, para el cual no hay límite alguno.

La ciencia, para avanzar éticamente, debe hacerlo con-ciencia, es decir, con

conocimiento y respeto de la dignidad humana.

 

Usarlos como combustibles, para fabricar cosméticos o para insumos médicos,

poca diferencia representa.

 

A la desgracia de su asesinato, los bebés deben soportar la ignominia de ser

tratados sus restos con un fin utilitario. Cuando la técnica y la ciencia avanzan

sin ser acompañados por la ética sucede esto. Por eso, lo del título.

 

 

(·) Jurista uruguayo experto en Bioderecho.