Viernes, 26 Diciembre 2014 10:42

Mons. Malfa: “Cada niño, nacido o no, reclama nuestro amor”

26-12-14  Chascomús (Buenos Aires) (AICA): En su mensaje de Navidad, el obispo de Chascomús, monseñor Carlos Malfa recordó que “Dios ha querido hacerse niño por nosotros, así en cada niño -nacido o no nacido- resplandece la luz del Niño de Belén y cada niño reclama nuestro amor” e invitó a pensar “en los niños que carecen de todo amor, en los niños de la calle que tienen que mendigar y sufrir hambre y miseria, expuestos a cualquier clase de violencia, en los niños heridos en lo más profundo del alma por la industria de la pornografía y por todas las formas despreciables de abuso y de trata”.
 
El obispo de Chascomús, monseñor Carlos Malfa, alentó a la comunidad diocesana a ponerse “en camino hacia el Niño en esta Navidad, toquemos la humildad y el corazón de Dios” y aseguró: “Entonces su alegría nos inundará y hará más luminosa nuestra vida y nuestro mundo”. 

Tras recordar que Teresa de Lisieux decía: “Yo no puedo temer a un Dios que se ha hecho tan pequeño por mi… ¡Yo le amo!”, destacó que “Dios se nos revela en la fragilidad de un niño débil e indefenso, se nos ofrece en la ternura de un recién nacido”. 

“Dios ha querido hacerse niño por nosotros, así en cada niño -nacido o no nacido- resplandece la luz del Niño de Belén y cada niño reclama nuestro amor”, sostuvo. 

En su mensaje de Navidad, monseñor Malfa invitó a pensar “en los niños que carecen de todo amor, en los niños de la calle que tienen que mendigar y sufrir hambre y miseria, expuestos a cualquier clase de violencia, en los niños heridos en lo más profundo del alma por la industria de la pornografía y por todas las formas despreciables de abuso y de trata”. 

“En todos estos niños es el Niño de Belén quien nos reclama, es el Dios que se ha hecho pequeño quien nos interpela. No solo para que en nuestra oración pidamos que el resplandor del amor de Dios acaricie a todos los niños sino también para que Dios nos ayude a hacer todo lo que esté en nuestras manos y aún más para que termine la tortura de estos niños y su dignidad sea amada y respetada”, subrayó.
 
 
 
aica.org