Miércoles, 18 Marzo 2015 10:49

Récord histórico de hombres y mujeres que no se casan en Estados Unidos

 
Un estudio del Pew Research constata que se amplía la brecha de género en el rechazo a casarse. También aumentarían significativamente los adultos que crían hijos fuera del matrimonio. La gran contradicción: "la mayoría de estadounidenses cree que es importante que las parejas se casen"
 
 
Los beneficios que aportan el matrimonio, los hijos y la familia son un hecho constatado por numerosos estudios y expertos, entre ellos uno del INCAS que afirmaba quelos matrimonios estables con hijos consiguen un mayor bienestar que otros tipos de convivencia.

Sin embargo, a pesar de que el matrimonio crea “un vínculo especial de solidaridad donde las personas comprometen mutuamente aspectos importantes de su vida”, el porcentaje de estadounidenses que no se casan no ha hecho otra cosa que aumentar en los últimos 50 años.

Así lo constata el estudio 'Record Share of Americans Have Never Married' ('Record de la ratio de estadounidenses que nunca se han casado'), del Pew Research Center, donde se muestra que se ha alcanzado un "máximo histórico" en el número de hombres y mujeres que "nunca se han casado" en Estados Unidos.

Además, el mismo estudio destaca que se amplía la brecha de género en el matrimonio, es decir que desde 1960 hasta 2012 se ha incrementado más el número de hombres que no se quieren casar que el de mujeres. En ese tiempo, también ha ido en aumento de forma significativa el número de adultos que crían hijos fuera del matrimonio.

 

Un fenómeno en aumento

 

El estudio muestra cómo en los últimos 52 años se ha pasado de un 10% de hombres de 25 años o más que nunca se casaron a un 23% en 2012; en el caso de las mujeres el incremento fue menor, pasando del 8% al 17% en el mismo periodo, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del informe.

En el gráfico se observa que los mayores incrementos de hombres y mujeres que no se casan se dieron entre 1980 y 1990 y entre 2000 y 2012.

 

Creciente brecha de género

 

Además, el estudio otorga una especial significación al hecho de que la brecha de género respecto al rechazo del matrimonio entre hombres y mujeres también aumenta con el paso del tiempo. Si en 1960 esa brecha era de dos puntos porcentuales, en 2012 se incrementó hasta los seis puntos.

Pew Research señala que el aumento de la proporción de adultos que no se casan y el de la brecha de género están relacionados con toda una variedad de factores.

 

Factores que inciden

 

"Los adultos se casan más tarde en la vida, y las acciones de los adultos que conviven y que crían niños fuera del matrimonio han aumentado significativamente", dice.

Además, "la edad media al primer matrimonio es ahora de 27 años para las mujeres y 29 para los hombres, frente a 20 para las mujeres y 23 para los hombres en 1960".

Al mismo tiempo, "alrededor de una cuarta parte (24%) de los adultos jóvenes que nunca se casaron, a edades de 25 a 34, están viviendo con una pareja", según el análisis de Pew Research "con datos de la Encuesta de Población Actual".

También apunta a los "cambios de la actitud del público, las dificultades económicas y el cambio de los patrones demográficos", que pueden estar contribuyendo al aumento del número de adultos que nunca se casaron.

 

Cuestión de prioridades

 

Ante este escenario de incremento del rechazo al matrimonio, el estudio del Pew Research Center aporta otros datos que tienen que ver con las prioridades de los ciudadanos en la sociedad actual.

En el trabajo de campo, "se pidió a los encuestados cuál de las siguientes afirmaciones se acercaba a sus propios puntos de vista: La sociedad es mejor si la gente hace del matrimonio y tener hijos una prioridad, o la sociedad está bien si las personas tienen prioridades distintas del matrimonio y los hijos"

La respuesta a esta cuestión fue que "alrededor del 46% de los adultos eligió la primera declaración, mientras que el 50% eligió la segunda".

Las opiniones sobre este tema difieren mucho según la edad. Evidentemente, "los adultos jóvenes son mucho más propensos que los adultos mayores a decir que la sociedad está bien si las personas tienen prioridades distintas del matrimonio y los hijos".

 

La gran contradicción

 

Sin embargo, "a pesar de estos puntos de vista contradictorios sobre el papel del matrimonio en la sociedad, la mayoría de los estadounidenses (68%) siguen creyendo que es importante que las parejas se casen si planean pasar el resto de sus vidas juntos". "Aproximadamente la mitad de todos los adultos (47%) creen que esto es muy importante, y un adicional de 21% la considera poco importante".

Además, "aproximadamente la mitad de todos los adultos que nunca se han casado (53%) dicen que les gustaría casarse con el tiempo. Este porcentaje es algo inferior a 2010, cuando el 61% de los adultos que nunca se casaron, dijo que les gustaría casarse algún día".

"Aproximadamente un tercio de los adultos que nunca se casaron hoy en día (32%) dicen que no están seguros de si les gustaría casarse, mientras que el 13% dice que no quieren casarse", añade.

La encuesta del Pew Research también revela que, "entre los que nunca se casaron, los hombres y las mujeres están buscando claramente diferentes cualidades en una pareja potencial".

"Entre los que nunca se han casado, pero dicen que eventualmente les gustaría casarse, tres de cada diez dicen que la razón principal por la que no están casados es que no han encontrado a alguien que tenga lo que buscan en una pareja", concluye este apartado del estudio.

Victor Ruiz

 

 

forumlibertas.com