Lunes, 01 Junio 2015 09:26

Los abusos de Marlboro + Lucky Strike

En el marco del Día Mundial sin Tabaco que se celebra el 31/05, la Fundación Interamericana del Corazón Argentina dio a conocer un relevamiento realizado en internet, bares, discotecas, eventos y puntos de venta de Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires y Córdoba que demostró incumplimientos a las restricciones de publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco.

Frente a las recurrentes violaciones a la Ley Nacional de Control de Tabaco y su reglamento, FIC Argentina denunció a Massalin Particulares y Nobleza Piccardo.

Es hora de decir #AltoalasTabacaleras: http://altoalastabacaleras.org/
 
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (FIC Argentina). La publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco está muy extendida en la Argentina y se vale de numerosos recursos que violan la normativa vigente.

El relevamiento realizado por FIC (Fundación Interamericana del Corazón) Argentina revela la existencia de acciones publicitarias en bares, boliches, paradores, recitales, eventos, puntos de venta e internet.

marlboro en rosario
Los ejemplos descriptos muestran que, aun a pesar de las fuertes restricciones que rigen en nuestro país, las tabacaleras continúan llevando adelante agresivas acciones publicitarias para atraer nuevos consumidores. Este hecho pone de manifiesto la necesidad de avanzar hacia una prohibición completa de publicidad, promoción y patrocinio, incluida la exhibición de productos y el marketing directo.

Hay países de nuestra región que ya cuentan con normas de este tipo, como es el caso de Uruguay, donde hay un alto cumplimiento; o Chile, Brasil y Colombia, que aunque todavía presentan algunos problemas de cumplimiento han avanzado en este sentido. En la Argentina, ya rige en algunas provincias, como Santa Fe y San Luis.

La prohibición de toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco, incluida la exhibición de productos de tabaco, es una de las medidas más eficaces para reducir el consumo en toda la población, independientemente del nivel educativo y del nivel de ingreso. Por este motivo, este es el estándar que han consensuado 179 países en el Convenio Marco para el Control del Tabaco y sus directrices. Se trata de una política eficaz para prevenir la iniciación al consumo de tabaco y proteger la salud de la población de sus devastadores efectos.

En Argentina, la Ley Nacional N°26.687, sancionada en 2011, prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco en forma directa o indirecta y a través de cualquier medio de difusión o comunicación con las siguientes excepciones: publicidad directa a mayores de 18 años con consentimiento previo y la publicidad o promoción que se realice en el interior de los puntos de venta de productos de tabaco. 

El reglamento de la ley, aprobado en 2013, estableció restricciones a la publicidad en el punto de venta, limitándola a la colocación de solo dos avisos publicitarios por empresa de tabaco (uno con el listado de marcas y precios y otro de promoción), de 30 cm por 30 cm como tamaño máximo, de dos dimensiones y sin luz ni pantallas. Además, la normativa establece que estos avisos no pueden ser visibles desde el exterior del punto de venta y que deben incluir advertencias sanitarias de no menos del 20% del tamaño del anuncio.

moto suzuki de lucky strikeEl relevamiento, llevado a cabo desde enero a abril de 2015, confirmó que la industria tabacalera viola la Ley N° 26.687 y su reglamentoen los siguientes aspectos:

> Despliegue de anuncios publicitarios de marcas de cigarrillos en bares y discotecas de las ciudades relevadas.

> Acciones de promoción en bares, discotecas y puntos de venta, que consisten en la entrega gratuita de paquetes de cigarrillos y otro tipo de obsequios.

> Realización de concursos que se promocionan en puntos de venta, internet, dentro de los paquetes de cigarrillos y por correo electrónico.

> Anuncios publicitarios en puntos de venta que transgreden los requisitos establecidos por la reglamentación para la publicidad en punto de venta.

> Acciones de patrocinio en eventos culturales, tales como recitales de música.

"A pesar de la vigencia de la Ley Nacional de Control de Tabaco N°26.687 y su decreto reglamentario 602/13, constatamos la existencia de abundantes campañas publicitarias de cigarrillos que violan la normativa. Frente a esta situación, denunciamos a Massalin Particulares y Nobleza Piccardo ante el Ministerio de Salud. Confiamos en que el Ministerio aplique las sanciones pertinentes y continúe con las fiscalizaciones ya iniciadas en el mes de enero de 2015", sostiene Belén Ríos, directora del área legal de la Fundacion Interamericana del Corazón Argentina.

"Estas campañas tienen en común que apuntan a jóvenes, ya que utilizan eslóganes y mensajes relacionados con la diversión, la independencia, el desafío, la aventura, y se despliegan principalmente en internet y espacios concurridos por jóvenes, como bares y discotecas", declara Verónica Schoj, directora ejecutiva de FIC Argentina. 

Y agrega: "No debemos perder de vista que el marketing de los productos de tabaco viola el derecho a la salud de niños, niñas y adolescentes y que, por lo tanto, es imprescindible avanzar en el Congreso de la Nación con la aprobación de una ley que garantice la prohibición completa de publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco, incluyendo la exhibición de producto".

La presentación de la denuncia, realizada el 13 de mayo, se enmarca en el Día Mundial sin Tabaco, celebración promovida cada 31 de mayo por la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de destacar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover la aplicación de políticas públicas eficaces para reducir el consumo.

Un ejemplo

La campaña “Be Marlboro - Hacé tu movida” viola la legislación de control de tabaco de múltiples maneras: be marlboro

> Utiliza acciones que van desde la promoción de un concurso, con cartelería en los puntos de venta que no cumple con las restricciones y acciones promocionales dentro de los paquetes, hasta la entrega de regalos, premios, eventos, promoción en la web y merchandising.

> La estética de la campaña, los lugares donde se desarrolla y los mensajes que utiliza (siempre ligados a la diversión, a la independencia, el desafío y la aventura) apuntan a un público joven. Esta estrategia responde a la necesidad de la industria tabacalera de atraer nuevos consumidores para reemplazar a aquellos que dejan de fumar o mueren por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Otro ejemplo

La campaña del producto “Click&Mix”, de Lucky Strike, es un ejemplo de las acciones que las tabacaleras despliegan en recitales y otros eventos dirigidos a los jóvenes. 

La marca instaló una carpa en el festival Lollapalooza Argentina (marzo 2015). Dentro de la carpa las personas podían canjear su paquete de cigarrillos y recibir a cambio un paquete de Lucky Strike Click&Mix. 

Además, se entregaba un programa con el line-up de los conciertos del día con una
cinta para colgar al cuello, y tres tarjetas que decían “Mix Drink”, “Mix Game” y “Mix Photo”.

Las tarjetas se podían canjear por una limonada, un juego de Guitar Hero y una foto “rockera” posando con utilería (pelucas, guitarra, etc.), impresa en el momento. Esta campaña también se desplegó en puntos de venta y en otros espacios, como paradores de la playa durante el verano (ver puntos a y e de este apartado). 

En este caso, además de tratarse del patrocinio de un evento, las acciones desplegadas fueron violatorias en múltiples sentidos: se entregaron obsequios y merchandising, se entregaron productos de tabaco y la publicidad era visible aún sin consentimiento.

¿Qué dice la Ley de Control de Tabaco respecto de la publicidad?

La ley argentina prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco en forma directa o indirecta y a través de cualquier medio de difusión o comunicación pero contempla las siguientes excepciones:

> El interior de los puntos de venta.

> Las publicaciones comerciales destinadas exclusivamente al sector tabacalero.

> Las comunicaciones directas a mayores de 18 años, siempre que se haya obtenido su
consentimiento previo y se haya verificado su edad.

En 2013 fue aprobado el reglamento de la ley (decreto reglamentario N°602/13) que, entre sus principales puntos, estableció:

> Restricciones a la publicidad en el punto de venta: sólo se permite la colocación de dos avisos publicitarios por empresa de tabaco (uno con el listado de marcas y precios y otro con un anuncio), de 30 cm por 30 cm como tamaño máximo, de dos dimensiones, sin luz ni pantallas y no visibles desde el exterior.

> La prohibición de colocar cupones o elementos para participar de concursos, certámenes o sorteos, dentro o junto a los envases de productos elaborados con tabaco.

> Restricciones a la publicidad directa a mayores de 18 años: se establece que esta publicidad sólo puede ser de contenido informativo.

> La prohibición completa al uso de incentivos, incluso en los puntos de venta: prohibición de incentivos directos o indirectos que fomenten la compra o consumo de productos de tabaco o promuevan dichos productos, tales como la realización de descuentos promocionales, la entrega de obsequios o la realización de concursos o competencias.

> La prohibición de entrega de muestras gratis, ya sea como obsequio o canje por otro producto, entre otros.

A pesar de las restricciones vigentes en el país, la industria tabacalera continúa desplegando estrategias comunicacionales integrales para llegar a su público objetivo.

Las restricciones parciales que sólo prohíben la publicidad de tabaco en determinados medios carecen de efectividad para la reducción del consumo, dado que la publicidad que se prohíbe por un canal comunicacional se despliega por otro, por lo que no se logra el efecto buscado, que es la reducción del consumo y la protección de la salud pública. Así lo demuestran las acciones de las tabacaleras que se exponen a continuación.

a. Publicidad y promoción en espacios de acceso público como discotecas, bares y paradores de playa.La publicidad y promoción de productos de tabaco están prohibidas en la vía pública y espacios de uso público, como bares, discotecas, espectáculos, paradores y otros lugares de acceso público. Los ejemplos que se muestran a continuación,principalmente dirigidos a un público joven, violan sistemáticamente esta prohibición.

bowlingb. Entrega de objetos promocionales en los puntos de venta. 

La entrega de obsequios, premios, merchandising así como cualquier incentivo para fomentar la compra de cigarrillos, como los que se muestran en este apartado, se encuentran expresamente prohibidos por el reglamento de la ley nacional de control de tabaco. 

c. Publicidad y concursos en páginas web.

Si bien la ley permite la publicidad directa a mayores de edad con consentimiento (y es necesario loguearse y verificar la edad para entrar a los sitios de las marcas), la reglamentación claramente establece que (la publicidad directa) “sólo podrá tener contenido informativo”. Además, la reglamentación prohíbe los concursos, sin excepciones. Por este motivo, es posible sostener que los concursos promovidos en numerosas páginas web de marcas de cigarrillos violan la legislación. Estos son algunos ejemplos:

d. Patrocinio de eventos.

Además de la prohibición general de publicidad, promoción y patrocinio establecida en el artículo 5 de la ley nacional, el artículo 8 de la norma prohíbe expresamente el patrocinio (entendido por la ley como “toda forma de contribución a cualquier acto, actividad, persona física o jurídica, pública o privada, con el fin, o a los efectos de promover la marca de un producto elaborado con tabaco”). Sin embargo, las marcas de tabaco despliegan sus acciones en recitales, conciertos y otros eventos, violando esta restricción.

e. Publicidad en puntos de venta.

La publicidad en los puntos de venta está permitida en nuestro país (salvo en las jurisdicciones que tienen un estándar superior de protección de la salud y cuentan con legislación de prohibición completa). No obstante, aún donde está permitida debe respetar ciertas restricciones: sólo se permite la colocación de dos avisos publicitarios por empresa de tabaco (uno con el listado de marcas y precios y otro con publicidad), de 30 cm por 30 cm como tamaño máximo, de dos dimensiones y sin luz ni pantallas y con una advertencia sanitaria del 20% del tamaño del aviso. Estas restricciones son violadas sistemáticamente por la industria tabacalera.