Imprimir esta página
Domingo, 04 Noviembre 2012 12:41

La gonorrea resistente a los medicamentos es sólo el último capítulo de la Revolución Sexual

Desde hace unos años los epidemiólogos están advirtiendo que los microbios están comenzando a salirse de control, porque mutan y es cada vez más difícil encontrar antibióticos para combatirlos. Pero en ningún campo eso es mas agudo y serio que en las ETS o sea enfermedades de trasmisión sexual.  

Eric Metaxas escribió recientemente [2] acerca de una nueva cepa de gonorrea, que es resistente a la única clase de fármacos que pueden tratar “fiablemente la enfermedad”.

Lo que es cierto de las bacterias como la Neisseria gonorrhoeae también es cierto de casi todos los otros microbios: son muy adaptables y cambian más rápido que nuestra capacidad para desarrollar tratamientos para matarlos.

Sin embargo, con el fin de adaptarse, a menudo necesitan-y obtenienen-una mano de ayuda de los humanos.

Como Laurie Garrett ha narrado en su libro, “La peste que viene: nuevas enfermedades emergentes en un mundo desequilibrado”, fueron las cuatro décadas entre el descubrimiento de Alexander Fleming “de la penicilina y mediados de 1960 el momento más optimista de la historia de la medicina.

El desarrollo de antibióticos más eficaces y los avances de la genética y la investigación del cáncer llevaron a muchos en la profesión médica a esperar con interés el día en que incluso los viejos asesinos como el cáncer se consideraran condiciones crónicas, pero no fatales.

En ninguna parte este optimismo se sintió más profundamente que en el área de las enfermedades de transmisión sexual. La incidencia de las enfermedades de transmisión sexual se habían reducido drásticamente, y los casos se trataban fácilmente con antibióticos. Los recursos destinados anteriormente a mantener a raya a las ETS se estaban desplazando a otro lugares.

Pero en menos de una década, este optimismo se había ido. ¿Por qué? La Revolución Sexual. Como nos dice Garrett, el cambio de las costumbres sexuales durante los años 60 y 70 actuaron como una especie de medio de cultivo para enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, para convertirse en “superbacterias” que tienen a los funcionarios de salud pública preocupados hoy.

La combinación de la promiscuidad, uso de drogas y abuso de los antibióticos como una especie de “plan B” no ha creado el mundo mejor prometido por algunos: lo qué creó fueron “mejores” microbios, o como en el caso del VIH / SIDA, la transformación de una virus desconocido que dio origen a una pandemia global.

La gonorrea resistente a los medicamentos es sólo el último capítulo de una historia que comenzó con la Revolución Sexual.

La conexión entre el “estilo de vida” y los microbios adaptables está bien documentada. Igualmente bien documentado está la falta de voluntad por parte de los funcionarios de salud pública para admitirlo.

Yo no estoy hablando aquí de “culpar a la víctima”. Me refiero a lo que, en otros contextos, se ha llamado “la intolerancia de las bajas expectativas.” En prácticamente cada libro o artículo sobre la aparición de la resistencia a los antibióticos en enfermedades de transmisión sexual, está la incapacidad de las personas para modificar o moderar incluso sus prácticas sexuales, incluso sobre el hecho de enfermedades que amenazan la vida.

De alguna manera la restricción del alcalde de Nueva York Michael Bloomberg en los tamaños de refrescos es aclamada como una justicia social, pero no se señalan los peligros para la salud pública que plantea la promiscuidad, es un gran no-no.

La naturaleza es obviamente indiferente a nuestras ideas sobre la “libertad”. Como el filósofo Joseph John Rickaby escribió hace un siglo: “La naturaleza aborrece la promiscuidad.” Él llamó a la promiscuidad “suicida”, y agregó que una sociedad en la que fuera aceptable estaría plagada de infertilidad y enfermedades.

El tiempo le ha dado la razón, aun cuando los encargados de la salud pública se niegan a decirlo.

Y no es sólo nuestra salud física la que está en juego. Nuestra salud mental y social está siendo diezmada por la promiscuidad visual que es la pornografía.

Fuentes: John Stonestreet para Breakpoint, Signos de estos Tiempos

 
 

URL del artículo: http://forosdelavirgen.org/53568/la-gonorrea-resistente-a-los-medicamentos-es-solo-el-ultimo-capitulo-de-la-revolucion-sexual-2012-11-02/

URLs includas en esta entrada:

[1] Imagen: http://forosdelavirgen.org/wp-content/uploads/2012/10/enfermedades-sexual.jpg

[2] escribió recientemente: https://www.google.com/url?q=http://www.lifesitenews.com/news/limits-to-our-sexual-freedom-the-rise-of-the-gonorrhea-superbug/&sa=U&ei=dfaPUIK9HOeq8QHyt4DwAQ&ved=0CAgQFjAA&client=internal-uds-cse&usg=AFQjCNFaqWebyU2rdW9kJfnRihiy0EY5Dg

[3] Más noticias relacionadas: http://forosdelavirgen.org/category/noticias/salud/

[4] Imagen: http://forosdelavirgen.org/15787/sumario-de-noticias-de-signos-de-estos-tiempos/

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios