Sábado, 20 Febrero 2016 07:29

Amnistía Internacional califica como tortura el rechazo de la legalización del aborto

En un nuevo artículo, el grupo Amnistía Internacional ha calificado al aborto como un «derecho humano» y tilda específicamente al rechazo del aborto en El Salvador, como «tortura». Como es sabido, la nación centroamericana de El Salvador ha rechazado por completo la implementación del aborto bajo cualquiera de sus formas.

 

Amnistía Internacional afirma que en el mencionado país, cualquier mujer sospechosa de haberse sometido a un aborto o incluso los doctores que las hayan asistido, son enviados a prisión.

En el caso específico de esta nación centroamericana, Amnistía Internacional sugiere la legalización del aborto para casos de violación, incesto o cuando el embarazo suponga un riesgo para la vida de la madre. Sostiene además que el no permitir el aborto por las razones anteriormente mencionadas, «viola los derechos humanos de miles de mujeres».

El artículo denuncia que son muchas las mujeres que son enviadas a prisión al asumirse de manera errónea que practicaron un aborto inducido cuando en realidad se trataba de un caso de aborto espontáneo.

En lo que a embarazos por violación e incesto se refiere, Amnistía Internacional parafrasea al Relator oficial de las Naciones Unidas contra la Tortura, diciendo que el forzar a víctimas de violación e incesto a llevar adelante un proceso normal de embarazo «es equivalente a tortura y a otras formas de maltrato».

Reclama además que existe una «atmósfera de miedo» entre los doctores, pues están obligados a denunciar mujeres que sean sospechosas de haberse sometido a un aborto, de lo contrario, ellos mismos serían acusados de haber cometido crimen.

El mencionado articulo NO incluye estadísticas que ayuden a respaldar sus denuncias, ni mucho menos considera otros factores como la falta de servicios médicos apropiados, corrupción, pobreza o el abuso en contra de mujeres y niñas. En su lugar, sugiere que el acceso a métodos anticonceptivos y al aborto son la única solución. El rechazo al aborto es «una cacería de brujas contra las mujeres pobres» recalcaron.

Amnistía Internacional apoya globalmente las causas de descriminalización del aborto y de métodos anticonceptivos, homosexualidad y transgenerismo. Su próxima campaña para la primavera del 2016 se llama «Mi cuerpo, mis derechos» y se enfocará en ampliar el apoyo al aborto, contracepción, y homosexualidad en Irlanda Tunisia y Burkina Faso.

Su campaña previa para legalizar el aborto en Irlanda, fue condenada por la crítica internacional debido el uso de imágenes consideradas fuertemente anti católicas.

 

 

infocatolica.com