Domingo, 16 Diciembre 2012 19:13

Costa Rica: Mensaje de los Obispos sobre la dignidad del matrimonio y de la familia

Conferencia Episcopal de Costa Rica
 
San José (Costa Rica) (AICA 14.12.12): La Conferencia Episcopal de Costa Rica publicó, con fecha del 12 de diciembre, un largo y profundo mensaje titulado “Por el respeto al matrimonio y a la familia”.
 
Los obispos, “de frente a los diversos proyectos de ley sobre uniones entre personas del mismo sexo que se están tramitando en la Asamblea Legislativa”, reiteran “algunas consideraciones orientadas a la protección de la dignidad de matrimonio, fundamento de la familia, y a la promoción y defensa del bien común de la sociedad, en el marco del respeto de los Derechos Humanos”. 

 
La Conferencia Episcopal de Costa Rica publicó, con fecha del 12 de diciembre, un largo y profundo mensaje titulado “Por el respeto al matrimonio y a la familia”.
 
Los obispos, “de frente a los diversos proyectos de ley sobre uniones entre personas del mismo sexo que se están tramitando en la Asamblea Legislativa”, reiteran “algunas consideraciones orientadas a la protección de la dignidad de matrimonio, fundamento de la familia, y a la promoción y defensa del bien común de la sociedad, en el marco del respeto de los Derechos Humanos”. 

El mensaje expresa que: “Vemos en el matrimonio, base esencial de la familia, un valor importantísimo, que debe ser defendido de toda amenaza que ponga en peligro su solidez, su naturaleza particular, propiedades esenciales y finalidades innegables.
 
Ello, nos ha llevado a oponernos, reiteradamente, a los distintos proyectos que, abierta o soslayadamente, pretendan equiparar las uniones entre personas del mismo sexo con el matrimonio heterosexual pues, la legalización de estas, deforma la percepción de los valores morales fundamentales y menoscaba la institución matrimonial, como tal”. 

Los Obispos piden que la familia, “como elemento natural y fundamental de la sociedad y del Estado, debe recibir la máxima protección, especialmente en el momento de su constitución, y durante todo el proceso del cuidado y educación de los hijos”. 

El texto agrega: “La Iglesia Católica considera que la persona humana, creada a imagen de Dios, es digna de todo respeto, y rechaza toda discriminación contraria a su dignidad. Es necesario reflexionar ante todo sobre la diferencia entre comportamiento homosexual como fenómeno privado y el mismo como comportamiento público, legalmente previsto, aprobado y convertido en una de las instituciones protegidas y promovidas por el ordenamiento jurídico”. 

Los Obispos invitan al Presidente de la República, a los diputados del Congreso y a los Jueces de la República que eventualmente revisaran la constitucionalidad del texto de estos proyectos de ley, “a cumplir con sinceridad, rectitud, caridad y fortaleza la misión a ellos confiada por el Pueblo, es decir, legislar sobre la base de los principios éticos y en beneficio del bien común”.