Sábado, 29 Diciembre 2012 05:01

La mayoría de los problemas sociales se deben a familias sin padres involucrados

 

La familia ha vivido un ataque creciente desde la década de 1960, un tsunami, cuyas olas han barrido la estructura de millones de familias, cuyos padre y madre se han divorciado o separado, provocando graves problemas a sus hijos pequeños.

Es simplista levantar el dedo y acusar de este problema a los divorciados, suponiendo que los conyugues fueron conscientes de los problemas que venían cuando lo hicieron.

El problema hay que buscarlo antes, más allá. En la incapacidad de la sociedad de comunicar a las parejas en problemas las consecuencias que podría acarrear la separación, para los hijos. Y en esto, la iglesia también tiene su responsabilidad por no salir “al mundo” a comunicar lo que estaba pasando y las dificultades a que se iban a enfrentar los niños, confiando solamente en el poder de sus homilías que les llegan solamente a los fuertemente religiosos.

La mayoría de los problemas sociales de hoy en día se pueden rastrear hasta los padres no involucrados, dicen los expertos.

Tomemos el caso de EE.UU.

Mientras que muchas personas en los Estados Unidos dicen que defienden los valores tradicionales de la familia, muy pocos parecen poner los principios en práctica. Se estima que uno de cada tres niños en los EE.UU. viven sin su padre. Estas cifras son especialmente altas en los estados del sur, que normalmente tienen orgullo ser el bastión de los valores fundamentales estadounidenses.

Es un problema que pasa a través de todos los estados. El número de niños con ambos padres presentes ha disminuido significativamente en la última década. Mientras que EE.UU. añadió 160.000 familias con niños, el número de hogares con dos padres disminuyó en 1,2 millones. Ese es un camino muy largo comenzado hace 50 años, cuando en 1960 sólo el 11 por ciento de los niños estadounidenses vivían en hogares sin padre.

El vicepresidente de la Iniciativa Nacional de Paternidad, Vincent DiCaro, dice que los males sociales de la nación, tales como el crimen, la pobreza y el abuso de sustancias son el resultado directo de esta tendencia. Están los padres ausentes, dice, y sigue el resto.

La gente “mira a un niño necesitado, en la pobreza o fallando en la escuela, y preguntan: ‘¿Qué podemos hacer para ayudar?’ Pero lo que nosotros hacemos es preguntar: “¿Por qué ese niño necesita ayuda en el primer lugar? Y la respuesta es a menudo porque el niño carece de un padre responsable y comprometido”, dijo.

Como evidencia, aparece una estadística alarmante. Las parejas casadas con hijos tienen un ingreso promedio de U$S 80,000, comparado con U$S 24.000 para las madres solteras.

Tenemos una clase que piensa que el matrimonio y la paternidad es importante, y otras que no, y está causando esa brecha, la desigualdad de ingresos, que se hace más amplia”, dijo DiCaro.

Los hombres que abandonan a sus familias se concentran generalmente en los centros urbanos. En Baltimore, el 38 por ciento de las familias tienen los dos padres, y en St. Louis de la proporción es de 40 por ciento.

La falta de vivir con los padres también es abrumadoramente un problema afro-americano, independientemente de la situación de pobreza, según los datos del censo. Entre los negros, casi cinco millones de niños o 54 por ciento, viven sólo con su madreDoce por ciento de las familias negras por debajo de la línea de pobreza tienen los dos padres presentes, en comparación con el 41 por ciento de los pobres de las familias hispanas y el 32 por ciento de los pobres de las familias blancas.

Lo más doloroso, en todos menos en 11 estados de los 50 de EE.UU., la mayoría de los niños negros no viven con ambos padres. En todos los estados, 7 de cada 10 niños blancos lo hacen. En todos los estados, menos Rhode Island y Massachusetts, la mayoría de los niños hispanos lo hacen. En Wisconsin, el 77 por ciento de los niños blancos y el 61 por ciento de los hispanos que viven con ambos padres, en comparación con más del 25 por ciento de los niños negros.

Esto, que sucede en EE.UU. no es privativo sólo de ese país, sino que puede verse en el resto del mundo.

El diario inglés The Telegraph [2] hizo una encuesta a los padres de niños pequeños (3 a 12 años) de la sociedad británica para ver las peticiones navideñas a “Father Christmas” (Santa Claus o Papá Noel).

En los primero lugares abundan los poneys y otros animales (perros, gallinas e incluso elefantes conformando el 34% de las peticiones), los iPad, los iPhone, golosinas y por supuesto juguetes.

Pero lo más llamativo es que la décima plaza, y es el dato más relevante, el pedido es de “un papá”. Y en la 23ª posición entre 50 opciones, “una mamá”.

Un grito de atención de los niños ante las carencias de una sociedad como la británica, que presenta síntomas alarmantes de descomposición familiar, como todo el mundo.

Fuentes: Catholic Online, The Telegraph, Signos de estos Tiempos

 

 

http://forosdelavirgen.org 28-12-2012

URL del artículo: http://forosdelavirgen.org/56145/la-mayoria-se-los-problemas-sociales-se-deben-a-familias-sin-padres-involucrados-2012-12-30/

URLs includas en esta entrada:

[1] Imagen: http://forosdelavirgen.org/wp-content/uploads/2012/12/divorcio.jpg

[2] The Telegraph: http://www.telegraph.co.uk/topics/christmas/9764688/A-dad-is-tenth-most-popular-Christmas-list-request-for-children.html

[3] Imagen: http://forosdelavirgen.org/15787/sumario-de-noticias-de-signos-de-estos-tiempos/