Sábado, 15 Octubre 2016 09:32

El Ayuntamiento de Rotterdam decidirá qué mujeres podrán tener hijos y quiénes no

 

El consistorio de la importante ciudad holandesa ha puesto en marcha un proyecto en el que por ley obligará a una serie de mujeres a las que llama "madres incompetentes" a que utilicen anticonceptivos para no tener hijos pues considera que no son aptas para ello.

 

Holanda es el país más a la vanguardia en la ingeniería social que se refiere a la muerte. Aborto libre, eutanasia que ya no sólo será para enfermos sino para personas sanas y niñosy ahora serán las autoridades las que decidan quién puede tener hijos y quién no.

Y es que en el Ayuntamiento de la importante ciudad de Rotterdam se está aplicando una eugenesia disfrazada de buenismo, pero eugenesia al fin y al cabo.

El consistorio dirigido por el izquierdista de origen marroquí Ahmed Aboutaleb, obligará por decreto a las mujeres a usar obligatoriamente anticonceptivos al considerar que no deben ser madres.

En el consistorio las llaman “madres incompetentes” y a su juicio deben ser las autoridades las que decidan qué mujeres pueden tener hijos y cuáles no.

Según el consistorio las mujeres que deben entrar en este programa que dicen que supuestamente es “voluntario” son aquellas que tengan dificultades de aprendizaje, tengan problemas psicológicos o sean adictas al alcohol o a las drogas.

Así lo justifica el Ayuntamiento: “No nacer es también una forma de proteger a los niños”

Lo más llamativo es que el Ayuntamiento dice que hace esto por el bien de los niños, pero de los que no quieren que nazcan con esta política. El responsable de Juventud del consistorio de Rotterdam, Hugo de Jonge, llega a afirmar que “no nacer es también una forma de proteger a los niños”.

De Jonge ha hecho un llamamiento para que sean los jueces los que obliguen a estas madres “incompetentes” para que utilicen los anticonceptivos. De momento, dice que ya tiene una lista de 400 mujeres de la ciudad para que entren en este programa. Será, por tanto, un cargo municipal el que decida sobre la vida de otros diciendo que defiende la vida de aquel al que no deja nacer.

Evidentemente su propuesta ha levantado grandes críticas entre los distintos partidos. Tal y como recoge Independent, Arno Rutt, representante de los conservadores-liberales se ha mostrado muy duro y afirma que “el gobierno no puede decidir quién puede o no puede tener hijos. No se debe abrir la puerta a este tipo de legislación”.

Sin embargo, cada vez se plantean más políticas claramente eugenésicas. Por ejemplo, en Honduras la diputada Waldina Paz presentó un proyecto de ley para esterilizar a la “clase más pobre” del país. Y lo hacía al igual que en Holanda apelando a la voluntariedad del programa.

 

 

actuall.com