Martes, Diciembre 10, 2019

Política de Estado


Miércoles, 23 Noviembre 2016 09:52

Nuevo ente de vigilancia contra la pederastia en la Iglesia en Australia

 

Denunciará públicamente a quien no cumpla los estándares adoptados.

 

Un nuevo ente independiente tendrá la tarea de “nombrar y hacer que se avergüencen” las entidades de la Iglesia católica que no se sumen en Australia a los nuevos estándares nacionales adoptados por la misma Iglesia para proteger a los menores y a los adultos vulnerables. El ente, Catholic Professional Standards Ltd (CPS), se ocupará de vigilar a la Iglesia católica australiana, anunció hoy el vicepresidente de la Conferencia Episcopal australiana, el arzobispo de Brisbane Mark Coleridge.

El anuncio pretende restablecer la confianza destrozada por la mala respuesta por parte de la Iglesia frente a muchísimos casos de abusos sexuales contra menores por parte del clero, cometidos durante décadas, y es una demostración de la voluntad de actuar concretamente, anticipando ulteriores críticas por parte de la Comisión de Investigación que desde hace más de tres años se ocupa de las respuestas institucionales frente a los abusos sexuales y que tendrá tres audiencias finales sobre la Iglesia católica en febrero de 2017.

“Entre todas las faltas de la Iglesia estuvo la ausencia de un sistema completo de responsabilidad y de estándares nacionales claros, coherentes y de conjunto. El nuevo ente representa la respuesta ponderada a una crisis que ha sido desgarradora para muchas personas”, dijo el arzobispo.

“Hemos aprendido muchísimas cosas durante el doloroso recorrido de la Comisión de Investigación y ahora estamos listos para tomar la iniciativa”, añadió.

La CPS definirá los estándares profesionales, ejercerá la vigilancia e informará sobre la aplicación de los estándares. No tendrá el poder para obligar a las autoridades de la Iglesia a cambiar la manera en la que operan ni para castigar a los que no respeten los nuevos estándares, pero el obispo Coleridge aseguró que la denuncia pública de faltas tendrá el efecto de “nombrar y hacer que se avergüencen” a quienes las cometan, hecho “de por sí bastante poderoso”. Entre las tareas del nuevo ente no estará la gestión de las denuncias de abusos.

 

 

es.aleteia.org

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén