Miércoles, 08 Febrero 2017 00:46

Nueva Constitución de Ciudad de México es asesina, denuncia semanario católico

Nueva Constitución de Ciudad de México es asesina, denuncia semanario católico Bandera de México, con la Catedral al fondo. Foto: Flickr de LWYang (CC BY 2.0)

CIUDAD DE MÉXICO, 06 Feb. 17 / 03:53 pm (ACI).- El semanario católico Desde la Fe, de la Arquidiócesis Primada de México, denunció que la nueva Constitución de Ciudad de México es “asesina”, pues “no reconoce lo más valioso para cualquier ser humano aun desde el vientre materno, la dignidad de la vida”.

En su editorial, publicado el 5 de febrero, Desde la Fe calificó a la nueva Constitución como “un documento ilegítimo, atropellado, recetario de ideologías y de absurdos jurídicos”.


La votación de los artículos de la Constitución culminó el 31 de enero. El documento entrará en plena vigencia el 17 de septiembre de 2018.


Para el semanario católico, el que debería ser “un documento supuestamente fundamental” terminó “secuestrado por las izquierdas intolerantes, asesinas y absurdas por reconocer derechos en donde no se deberían y no reconocer aquellos que deberían estar en la norma”.

“El debate sobre el derecho a la vida no tuvo parangón alguno. La imposición de las mayorías hizo que el primero de los derechos quedara fuera del texto”.

“Las fracciones mayoritarias en la constituyente evadieron la durísima realidad de sangre y crueldad en la Ciudad de México”, lamentó.

Esta realidad, dijo, “esconde la inmoral figura de la eutanasia y el lucrativo y abominable negocio del aborto, que es peor que el del narcotráfico”.

“La pírrica victoria de la constituyente sirve de tapadera para cubrir las millonarias rentas de la industria del aborto que enriquecen más y más a unos pocos. En 2014, la Organización Mundial de la Salud declaró que en México podrían producirse 1.5 millones de abortos anuales, cuyas ganancias serían superiores a los 4 mil millones de pesos”, (alrededor de 194 millones de dólares).


Desde la Fe señaló que “el jugoso y lucrativo negocio de muerte beneficia, principalmente, a las farmacéuticas y laboratorios fabricantes de medicamentos para inducir la muerte de seres humanos”.

“A 160 años de la promulgación de la Constitución de 1857 y en el centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que nos rige, estos aniversarios se ensombrecen con la promulgación de un pobre texto a modo y contrario a los principios liberales de justicia e igualdad: ha nacido una constitución asesina que no reconoce lo más valioso para cualquier ser humano aun desde el vientre materno, la dignidad de la vida”, concluyó.

 

aciprensa.com