Miércoles, 05 Abril 2017 09:38

Colau da 130.000 euros para la construcción de una mezquita tras la polémica sobre la Sagrada Familia

A pesar de que legalmente “a la comunidad islámica no le correspondía indemnización”, el gobierno de Ada Colau decidió otorgarle la subvención

El Ayuntamiento de Barcelona subvenciona el 75% del presupuesto total de las obras que se están llevando a cabo en una mezquita del barrio de Sants, situada en la calle Súria, argumentado la situación de “precariedad” y “incertidumbre” de la comunidad islámica del barrio, ya que el local en el que se encuentra actualmente está afectado por el plan urbanístico de Can Batlló y será derribado.

Este episodio, que no tiene mayor relevancia que el apoyo público a un colectivo religioso determinado, pasaría desapercibido si no fuera porque pone en evidencia el doble rasero del Gobierno de la alcaldesa Ada Colau. El consistorio barcelonés recientemente se vio inmerso en una polémica en torno al Templo de la Sagrada Familia de Gaudí tras reclamar al Patronato de la Junta Constructora del edificio la regularización a través de una licencia constructiva, una situación que duraba desde hacía 100 años.

El templo había empezado a levantarse en 1882 y obtuvo un permiso en 1885 del entonces ayuntamiento de Sant Martí de Provençals a nombre del propio Antoni Gaudí.

El concejal de arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona, Daniel Mòdol, tildó entonces la Sagrada Família de “mona de Pascua gigante”, “pseudoobra de Gaudí” y “gran farsa que arrastramos desde hace tiempo”. También aseguró de que no se derribarán los edificios afectados por la construcción de los accesos al templo al considerar que “no hay una necesidad social de acometer las obras de reurbanización” de su entorno.

El arquitecto y político socialista, Daniel Módol

El arquitecto y político socialista, Daniel Módol

Por su parte, la CUP Capgirem Barcelona también había pedido al Ayuntamiento crear una nueva tasa por ocupación de aceras al formarse colas para acceder a espacios de pública concurrencia como la Sagrada Família, La Pedrera, el Camp Nou y discotecas.

130.000 euros para la mezquita

El consistorio aportará ahora más de 130.000 euros para las obras de “adecuación” del Centro Cultural Islámico de Santos. Así queda recogido en el punto 59 de los acuerdos que el gobierno municipal adoptó el 15 de diciembre de 2016, donde se aprobó una subvención “por un importe de 131.744,18 euros, equivalente al 75% del coste total del proyecto, para la realización del proyecto de colaboración en la financiación de las obras de adecuación del local adquirido por la entidad para el desarrollo de sus actividades como centro cultural y de culto religioso”.

El Ayuntamiento ha afirmado en su defensa que “no cede espacios municipales ni da ayudas económicas dirigidos a la financiación de actividades de culto religioso”, sino que “el apoyo al Centro Islámico de Santos se enmarca dentro de una línea de actuación municipal que actualmente ya se desarrolla”. En este sentido, el gobierno local recuerda que “desde 2014 existe una línea de subvenciones para ayudar a las comunidades religiosas a cubrir los gastos derivados del arreglo de los locales de culto para cumplir con la Ley de lugares de culto y la normativa municipal”.

El consistorio argumenta que el Centro Cultural Islámico de Santos “ha estado muchos años en una situación de precariedad e incertidumbre” porque su local -situado en el Camino de la cadena- está afectado por el plan urbanístico de Can Batlló y será derribado. A pesar de que legalmente “a la comunidad islámica no le correspondía indemnización”, el gobierno de Ada Colau decidió otorgarle la subvención “dada la excepcionalidad de su situación”.

El Centro Cultural Islámico de Santos, con más de 30 años de vida, es una de las entidades islámicas históricas de Cataluña y una de las primeras mezquitas que se abrieron en la ciudad de Barcelona. Como entidad son miembros del Secretariado de Entidades de Sants, Hostafrancs y la Bordeta.

 

forumlibertas.com