Domingo, Abril 30, 2017

Política de Estado


Miércoles, 12 Abril 2017 08:21

Degüellan en Venezuela a un religioso de los hermanos de la Cruz Blanca en plena Semana Santa

El pasado Lunes Santo fue asesinado el religioso franciscano de la Cruz Blanca encargado de una residencia de ancianos. El religioso Diego Bedoya fue encontrado degollado en su oficina, donde los atacantes robaron objetos de valor, ordenadores y comida.

  
Diego Bedoya, Superior de la Casa de la Victoria de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca en Venezuela fue asesinado.

El religioso Diego Bedoya, Superior de la Casa de la Victoria de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca en Venezuela, fue asesinado el 10 de abril, Lunes Santo.

El cuerpo del religioso fue encontrado en su oficina en la casa hogar que funciona como ancianato en el estado venezolano de Aragua. Tenía un corte en el cuello y múltiples golpes.


Ver imagen en Twitter

El hermano Diego Begolla de los Franciscanos de la Cruz Blanca fue asesinado en el ancianato donde era encargado, en la Victoria

Según señalan los medios locales, el lugar fue saqueado por los delincuentes quienes robaron computadoras, comida y los objetos de valor que encontraron.

Diego Bedoya tenía 35 años, era colombiano y estaba en Venezuela desde hacía más de 15 años. Servía en la Casa de la Victoria donde se asiste a ancianos y niños con discapacidad. En total se atiende en el lugar a unas 65 personas.

Sobre el asesinato de Bedoya, el Superior General de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, el hermano Luis Miguel Martell, escribió: “Rogamos al buen Padre Dios, para que acoja en su seno a nuestro hermano Diego y de el consuelo a sus familiares, hermanos religiosos y amigos, que lloramos tan inesperada perdida”.

“En varias ocasiones he escrito a los hermanos, haciendo referencia a la violencia que sufre el pueblo venezolano del que nuestro hermanos forman parte”, relata.

El hermano Martell informó además que viajará al lugar de los hechos el miércoles 12 de abril, “acompañado de un hermano del Gobierno General, para compartir estos momentos con la Familia de Cruz Blanca en Venezuela”.

* Publicado originalmente en ACI Prensa.

 

actuall.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Juan Pablo II

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén