Miércoles, Noviembre 22, 2017

Política de Estado


Martes, 07 Noviembre 2017 09:05

La tasa de suicidios entre mujeres que abortan es seis veces superior

Un exhaustivo estudio realizado por la Sociedad para la Protección del Niño por Nacer de Reino Unido, reveló los graves riesgos de salud física y mental que afrontan las mujeres que se someten al aborto, como el incremento de probabilidades de que se suiciden.

(ACi Prensa/Actuall) La investigación, encabezada por el Dr. Gregory Pike, médico australiano del Adelaide Centre for Bioethics and Culture, recoge trabajos científicos realizados a nivel mundial, y lleva como título «El aborto y la salud de las mujeres».

Entre los hallazgos del estudio del doctor Pike figura que «el suicidio es alrededor de seis veces mayor tras el aborto que tras dar a luz».

Además, «las mujeres tienen más probabilidades de morir tras un aborto en comparación con dar a luz».

«El aborto está asociado con tasas significativamente mayores de muerte para las mujeres hasta diez años tras un aborto, en comparación con mujeres que dan a luz», subrayan.

Las mujeres que abortan además se ven expuestas a un «dolor significativo» tres años después del aborto, así como a un 30% de incremento de riesgo de depresión y 25% de riesgo de mayor ansiedad.

Un 30% más de desórdenes de salud mental

Otro hallazgo de la investigación, indica SPUC, es que «las mujeres que han tenido abortos experimentan desórdenes de salud mental 30% más a menudo comparado a las mujeres que no han tenido un aborto».

Las mujeres que se han sometido a abortos experimentan con frecuencia además depresión, ansiedad y desorden de estrés post traumático en siguientes embarazos.

Al presentar el informe el 27 de octubre de este año, la facultativa Antonia Tully criticó que «al lobby pro aborto y a la industria del aborto, que hace millones de libras del contribuyente por realizar abortos financiados por el Estado, no parece interesarle el impacto del aborto en las mujeres o se rehúsan a mirar el impacto que tiene».

«La realidad es que el impacto es angustioso como horrendo para mucas mujeres».

 

http://infocatolica.com 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén