Miércoles, Noviembre 22, 2017

Política de Estado


Miércoles, 08 Noviembre 2017 08:45

Mons. Patrón advierte en Francia que los seminarios con pocos seminaristas deben cerrarse y fusionarse

 

El arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong, Secretario para los Seminarios de la Sagrada Congregación para el Clero., ha asegurado ante los obispos franceses que el Vaticano cree que los seminarios con pocos seminaristas deberán cerrarse y fusionarse.

(InfoCatólica) El obispo mexicano intervino el sábado en la asamblea plenaria de otoño de la Conferencia  Episcopal francesa, que se celebra en el Santuario de Lourdes. Vino de Roma expresamente para presentar los puntos clave de la nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis.

El prelado habló de «la necesidad de establecer un número mínimo de estudiantes» para que un seminario funcione como «una verdadera comunidad de capacitación».

La cuestión de cuántos seminaristas serían «suficientes» quedó abierta. Mons. Patrón no dio un número específico a los obispos durante su presentación ni a la prensa más tarde ese día. Fue durante la cuarta y última sesión de discusiones sobre el tema, el lunes, que se reveló una cifra. Cuando se le preguntó directamente, el Obispo Auxiliar Jérôme Beau de París, dio el número mínimo de diecisiete a veinte. El obispo Beau  es presidente de la Comisión Episcopal francesa para los ministros ordenados y laicos (Comisión épiscopale pour les ministres ordonnés et les lacs en mission ecclésiale - CEMOLEME).

Según cifras dadas a los obispos al comienzo de la asamblea plenaria, de los treinta y dos seminarios y escuelas de formación en Francia, solo quince cumplirían con el «fatídico» número de diecisiete seminaristas y diáconos. Entre ellos, los seis más grandes representan más de la mitad del total de seminaristas en todo el país.

Hablando al auditorio al final de la sesión de la mañana, Mons. Jean Pierre Batut , obispo de Blois, expresó su esperanza de que la Iglesia francesa tenga el «coraje de admitir que tiene demasiados seminarios y que un cierto número de ellos debe cerrarse».

Con información de La Croix

 

http://infocatolica.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén