Jueves, 09 Noviembre 2017 10:10

No hay religiosas de clausura en una ciudad de España después de 700 años

El delegado de Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Santiago de Compostela, José González, lamentó que Pontevedra se haya quedado sin monjas de clausura, tras el cierre del convento de Santa Clara. Afirmó que la reestructuración de comunidades es algo "que sucede a muchas congregaciones" por la falta de nuevas vocaciones, y aseguró que "no hay perspectivas de que esta tendencia vaya a cambiar". 

El delegado de Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Santiago de Compostela, José González, lamentó que Pontevedra se haya quedado sin monjas de clausura después de 700 años, luego que las dos últimas monjas octogenarias que vivían en el convento de Santa Clara dejaron la ciudad, el 25 de septiembre pasado, para unirse a la comunidad que las clarisas tienen en el municipio compostelano. En esa jurisdicción eclesiástica española aún hay 120 religiosas de clausura que viven en 13 conventos. 

El fraile indicó que "las hermanas del convento de Santiago de Compostela iban al de la ciudad de Pontevedra con frecuencia para acompañar" a Sor Sagrario y Sor Purificación, de 80 años ambas, ocuparse de ellas y "hacer un poco de vida comunitaria". "Desde hacía 5 años en este convento vivían tan pocas religiosas que no tenían superiora, por eso dependían totalmente de la comunidad de Santiago de Compostela, a la que ahora se han unido", explicó. 

Afirmó que la reestructuración de comunidades y conventos es algo "que sucede a muchas congregaciones religiosas" por la falta de nuevas vocaciones y el fracaso de incrementar su comunidad religiosa. "Desde un punto de vista humano, no hay perspectivas de que esta tendencia vaya a cambiar, por lo que lo mejor es reorganizarse de la manera más útil, especialmente para las propias religiosas que son muy mayores, para que puedan vivir de la mejor manera su vida comunitaria", sostuvo González. 

Fuente: ACI Prensa.