Imprimir esta página

Aldo Moro

(Maglie, Italia, 1916-Roma, 1978) Político italiano. Como profesor de derecho en la Universidad de Bari, Moro ostentó la presidencia de diversas organizaciones católicas civiles durante la Segunda Guerra Mundial e inmediatamente después del conflicto bélico. Elegido diputado de la Asamblea Constituyente en 1946, ocupó durante las décadas de 1940 y 1950

diversos e importantes cargos gubernamentales como secretario de Asuntos Exteriores, ministro de Justicia o ministro de Instrucción Pública.

En 1959 se convirtió en secretario general del Partido Democristiano, en un momento en el cual éste se debatía en una fuerte crisis interna. Como líder de los sectores moderados del partido, en 1960 se alió con los socialistas para forzar la renuncia del primer ministro Fernando Tambroni, máximo representante del ala democristiana más conservadora. Moro prolongó su estrecha relación con los socialistas al incluir en 1963 a varios ministros de dicha corriente ideológica en su primer gobierno.

En 1965 asumió temporalmente la doble función de primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores, faceta en la que destacó como valedor de los compromisos de Italia con la OTAN y las Naciones Unidas. La renuencia de Moro a la hora de afrontar algunas de las reformas acordadas con sus aliados socialistas provocó que estos últimos le retirasen su apoyo político y con ello su momentánea dimisión en 1966, que apenas duró un mes.

A partir de 1968, Moro fue primer ministro como cabeza del Partido Democristiano en dos ocasiones (1968 y 1976), en las que apenas cumplió un año al frente del gobierno, y en coalición con los republicanos, en una (1974-1976). Como presidente democristiano, siguió desempeñando un importante papel en la política italiana hasta que el 16 de marzo de 1978 fue secuestrado por miembros de las Brigadas Rojas. Tras negarse el gobierno a liberar a trece presos de la organización terrorista, Moro fue asesinado el 9 de mayo, lo que provocó la consternación en todos los estratos de la sociedad italiana.


 

Revelan que Paulo VI intentó pagar rescate de Aldo Moro

 

La Virgen María habla del buen liderazgo



16 de Abril del 2013
Mensaje Público

 
La Santísima Virgen dice:  “Alabado sea Jesús.”
 
“Hoy he venido para manifestar claramente la diferencia entre un buen líder y un líder convenenciero.  Enumera esto de forma clara.”

 

 

 

Buen Líder

Líder Convenenciero

   Vive y dirige en Amor Santo.

   Compromete cada virtud por amor propio.

   Vive y dirige en la verdad.

   Trata de convencer a los demás de que él vive y dirige en la
   verdad, pero tiene planes ocultos.

   Es un pastor amoroso y afectuoso.

   Su principal preocupación es su propio poder, autoridad y
   finanzas.

   Utiliza la ley para guiar y proteger a las personas a su
   cargo.

   Manipula la ley para su propio provecho.

   Tiene una preocupación auténtica por el bienestar
   espiritual, físico y emocional de los demás.

   Protege su propio bienestar y utiliza a los demás para
   hacerlo.

   Su vida virtuosa nunca se exhibe, sino que queda entre él y
   Dios.

   Trata de impresionar a los demás con sus virtudes.

 

 

 www.amorsanto.com